Nicolás Cabré suele ser muy reservado y retraído en cuanto a su vida privada y prefiere no hablar con la prensa de cuestiones personales o íntimas.

Pero, cada tanto, el actor entra en confianza y revela ciertos aspectos de su vida. "Hoy mi prioridad es mi hija Rufina (fruto de su relación con la China Suárez)", disparó en una entrevista para la revista Gente.

En ese sentido, el protagonista de "Cuéntame cómo pasó" expresó que decidió volver a la pantalla chica por que esa serie le permite, precisamente, mantener su rol de padre presente: "Es un lugar donde la paso muy bien y donde respetan mis tiempos. Porque la vida de mi hija no se modifica en lo más mínimo. La voy a buscar al colegio, la llevo a natación… Y acá Rufina viene con el monopatín, anda por todos lados. Hoy por hoy, priorizo los lugares donde quiero estar y donde me siento contento. Y me pasa en el teatro, también".

Por otro lado, el ex de Eugenia Tobal respondió de manera contundente a la pregunta acerca de si la actuación es su pasión: "Disfruto mucho lo que hago. No quiero decir que si no lo hago me muero. Es mi trabajo. Pero hoy me permito disfrutarlo de otra manera; mi prioridad es otra: mi hija. No quiero perderme nada, darme vuelta y que haya cumplido 18 años… Ella es lo que me hace feliz".