Este jueves por la mañana en Radio Nacional (AM 870), Mercedes Marcó del Pont conversó con periodistas de todo el país a través de las 50 emisoras de la Radio Pública. En marco de una entrevista federal, la Directora Ejecutiva de la Administración Federal de Ingresos Públicos brindó su punto de vista sobre la economía y actualidad del país. 

Con respecto a la crisis que atraviesan distintos sectores empresariales a causa de la pandemia del coronavirus, la funcionaria resaltó el beneficio del ATP que destinó el Gobierno: "Hemos logrado llegar a sectores prioritarios como pequeñas y medianas empresas. Tengo los datos del ATP que cerró la semana pasada y en principio se estaría empezando a pagar entre el lunes y martes de la semana que viene. (...) Estamos sufriendo las consecuencias de la pandemia y amortiguamos los efectos con estos programas como el ATP. Avanzamos con medidas de mediano y largo plazo". 

"Hemos combinado la posibilidad de pagar parte de los salarios y acompañar con un crédito subsidiario. Estamos en la etapa de adhesión a ese crédito. Lo tiene que aceptar la empresa y ahí asume un crédito súper blando, con una tasa de interés del 15 %", comentó del Pont. Además mencionó el lanzamiento de "una moratoria para las pymes" ya que después de "cuatro años de neoliberalismo fueron las que más sufrieron". 

A su vez anunció que suspendieron "las medidas cautelares y embargos para todo el entramado de empresas de Argentina, en sintonía con una situación extraordinaria que se vive en el mundo". "La moratoria del Congreso es importante. Tiene que estar acompañado por medidas públicas. Creemos que es una combinación y acompañado por una continuidad", continuó Mercedes tras declarar que "Néstor y Cristina hicieron muchísimo por el Estado de bienestar y de seguridad social que tiene la Argentina".

"Hemos levantado suspensiones para continuar con nuestra política de fiscalización. Con la pandemia se concentró más la riqueza y sabemos que lo que tenemos que priorizar es una política de fiscalización y que no caiga sobre los más débiles. Atendemos y generamos condiciones más flexibles para las empresas más pequeñas", manifestó la integrante del Movimiento de Integración y Desarrollo. 

Consultada por el desarrollo de la Patagonia y el fomento de políticas tributarias en la industria textil y la eólica, entre otras, sostuvo: "Todas las políticas públicas se están pensando de una perspectiva federal, cuando hablo de fiscal hablo de toda la política de inversión. Se están trabajando mucho en los diagnósticos. Nosotros en el ATP, se planteó algunos sectores que son críticos por consecuencia de la pandemia y que no están en condiciones de funcionar, como las actividades culturales, el turismo y la gastronomía. Estos beneficios se prorrogaron hasta diciembre en algunos casos. Permanentemente estamos viendo. Van a estar los recursos necesarios para acompañar a los sectores del país". 

Por otro lado, indagaron sobre la presión tributaria que tienen los argentinos. Para eso, del Pont opinó: "Hay un proceso de globalización financiera donde la capacidad de generar riqueza se desplaza. El problema de la inflación en la Argentina es cómo se financia".

También indicó que "las alicuotas partidas no son la solución a los problemas" ya que cortarlas genera "un problema mayor". 

Tras el conflicto de la Policía Bonaerense y la determinación anunciada por Alberto Fernández con respecto al Fondo Fiscal para la Provincia de Buenos Aires, advirtió: "En un momento tan dramático donde se advierte tanta irresponsabilidad por sectores, hay que explicar de qué se trata esto. Hay que aclarar que la ciudad de Buenos Aires es posterior a la creación a la ley de coparticipación. Aparece devolución de aportes secundarios, es decir, coparticipación secundaria. De la parte del Tesoro es lo que el macrismo en 2016 le otorgó a Buenos Aires, por decreto, de la coparticipación de la Nación se le otorgó estos tres puntos y medio. Lo que hace el Gobierno Nacional es devolverle un punto por ciento a la provincia para financiar este programa de seguridad. No solo aborda la cuestión de recomposición salarial y otras demandas de la fuerza como salud, equipamiento y trabajo. No se necesita una ley de congreso y no se modifica la primaria". 

Por último, se refirió al acuerdo con los bonistas y la renegociación de la deuda: "Se logró con mucha convicción y un trabajo muy coordinado, poder sentarse en una negociación difícil y una deuda impagable, en un contexto global complicado. En la economía hay que usar más la palabra soberanía para administrar y poder hacer políticas fiscales y progresivas. Esto fortaleció la capacidad soberana. La prioridad es recuperar el crecimiento y ahí generar capacidades de repago. Se logró conseguir tiempo".