Marisa Brel vive uno de los momentos más duros de su vida luego de enterarse que su hija Paloma Evaristo de 15 años tiene un tumor en el cerebro. 

La joven fue intervenida quirúrgicamente el viernes en la clínica Fleni en el barrio porteño de Belgrano. "Fue una pesadilla. Creo que lo agarramos justo, fue un milagro”, aseguró desde el sanatorio a Los Ángeles de la Mañana. 

La periodista contó cómo fue el momento en que se enteró de la terrible noticia: "Imaginen que te digan que tu hija tiene un tumor en el cerebro. Todo lo negativo se vino de golpe. Me asusté muchísimo". 

"Le hicieron una perforación en el cráneo. El tumor es chico pero molesto, está en una zona imposible de llegar y está rodeado de todo el sistema nervioso, por lo que no se puede hacer ni una biopsia. Perforaron el tercer ventrículo, hicieron un paso para que el líquido vaya para la médula. Funcionó muy bien", explicó sobre la intervención y detalló: "La resonancia nueva salió muy bien gracias a Dios, no tiene ningún quiste o tumor en la médula. El tumor está, es chiquito, y vino la oncóloga para decirme que ni siquiera hay que tratarlo con medicación. Hay que estudiarlo por imágenes cada tres meses".

"El tumor no es nuevo, puede que tenga años. Como es troncal, no afectaba nada. Se supone que es benigno. La oncóloga me dijo que vamos a hacer el tratamiento pero sin rayos ni quimioterapia, sino por imágenes. Me dijo que el tumor debe haber crecido en los últimos meses y se empezó a acumular el líquido que tenía que pasar a la médula. Eso era terrible, dos días más y no sé qué hubiera pasado. No quiero ni pensarlo porque me aterra", aseguró.

Además, contó que su hija recibirá el alta el martes y que tendrá que hacer reposo por dos semanas. Luego podrá volver al colegio con sus amigos.