En el debut de Matilda Blanco en el "Súper Bailando", Flavio Mendoza la criticó con dureza: "Por momentos, era la tía borracha de la fiesta. Y para mí sos la peor vestida de la Argentina... Tu nueva face (cara), divina". 

Esto no le gustó nada a Blanco, quien en la sentencia de este lunes se la devolvió: lo llamó "Señor misoginia". A Mendoza le incomodó esto y le pidió a Marcelo Tinelli que controlara a su participante. 

Unos minutos más tarde, la crítica de moda dio un paso al frente y le pidió disculpas entre lágrimas: "Yo no soy asì Flavio, no quise decir cosas feas, pero realmente me dolió lo que me dijiste". El bailarín le aceptó el perdón e hizo las paces: "Te pido disculpas si te lastimé".