@LuisVenturaSoy 

La vida decidió que naciera en una cuna llena de popularidad y exposición. Ella no lo eligió y yo tampoco, pero esa es la única realidad. Tampoco tuvo la culpa que los fotógrafos, y años después los camarógrafos y periodistas, se empezaran a ocupar de su existencia y de sus cosas siendo apenas una niña. Algo lógico. Vino al mundo siendo la hija y la heredera de una estrella como Mirtha Legrand y el afamado realizador cinematográfico Daniel Tinayre.

Las luces, las fotos, las guardias, las notas, los temas y todo lo que tenía que ver con Marcela Tinayre siempre estuvieron y, después de todo, no podía ser de otra manera. Porque sus padres trabajaron para ser exitosos y lo fueron, pero también glamorosos, bonitos, deseables, interesantes, receptores y emisores... Marcela Tinayre creció, se educó, fue adolescente, mujer, novia, esposa, madre, promotora, productora, animadora y conductora. Y por lo que se intuye, jamás se dio cuenta del camino recorrido, que lo hizo y es evidente.

Aunque a Tinayre le pese y la agobie, su vida no pasó desapercibida y eso no lo digirió jamás, aunque le significara más éxito. En su caso personal y por supuesto, no hay que olvidar el dinero y los contratos, trabajos y hasta premios. Pero Marcela Tinayre eligió la rebeldía de repudiar al medio, lo que ella y su madre hicieron durante muchos años.

  <a href='https://www.diarioshow.com/tags/Marcela Tinayre'>Marcela Tinayre</a>
Marcela Tinayre, hija de diva que no asume su fama.

Madre e hija podían y pudieron preguntar con libertad, producir y tocar todos los temas, pero en el caso de Marcela, cuando el medio reprodujo gran parte de lo que hicieron y hacen en televisión, se enojó y se fastidió como si no conociera las reglas de juego, que no son pocas, y los límites.

Por eso, Marcela se enojó mucho, me llamó y me retó en su programa, después que yo informara acerca de la salud de su ex esposo Marcos Gastaldi. Para ella fue malicioso de mi parte haber contado que se había caído de la escalera, que había sufrido una lesión en un ojo y que tras 16 días de internación seguía en una habitación en la Clínica de los Arcos.

  <a href='https://www.diarioshow.com/tags/Marcela Tinayre'>Marcela Tinayre</a>
Marcela Tinayre y Marcos Gastaldi cuando eran pareja.

Una noticia dura pero también básica. Sin agregados ni expresiones tendenciosas. ¿Qué esperaba Marcela Tinayre? ¿Qué no la diera, que mirara para otro lado, que me negara a comunicar la información que había confirmado la producción del programa en el que trabajo?

No pasó nada de eso y aunque Marcela Tinayre no asuma la fama que ella y Gastaldi sembraron y cosecharon frente a la gente y a los medios, todavía quedan periodistas como nosotros que ante una noticia que amerite su publicación, lo hagamos. El primer mandamiento en el código del periodismo. Te lo digo yo.