Instalada en Estados Unidos, Luciana Salazar espera ansiosa la llegada de su primera hija, Matilda, a través de un vientre subrogado.

En medio de una nueva disputa con su ex pareja, Martín Redrado, Luli comunicó otra no muy buen noticia para ella. La rubia decidió dar de baja su tan cuestionado "real life" que comenzó a grabar hace unas semanas.

Salazar había firmado contrato con Kuarzo para realizar un reality sobre los momentos previos a su maternidad. Sin embargo, debió frenar todo debido a los altos costos de filmar en Estados Unidos.

"Decidí congelar el real life y buscar otro proyecto, ya que sigo vinculada con la productora. Me bajé porque viste cómo está la TV, que no hay presupuesto. Se complicaba filmar en USA por los costos. Grabamos muchas cosas en BA, pero acá se hacía imposible", le contó Luciana al periodista Juan Abraham