Luciana Salazar declaró que fue abusada cuando tenía 22 años por un compañero de trabajo y hasta volvió a trabajar con él. "¡Fue una situación horrible!", afirmó la actriz. 

La madre de Matilda dijo que un hombre, el cual no reveló el nombre, la tomó de los brazos hasta ponerla contra la pared y quiso obligarla a besarlo. "Fue desesperante, no sabía cómo sacármelo de encima. Me repetía: '¡Dale!.¿no te gusto?' De los nervios me salió gritarle: '¡Estoy de novia, estoy de novia!", destacó Luciana. 

También confesó que se sintió atrapada entre la repulsión y la necesidad de seguir trabajando. "Busqué la ayuda de la productora del programa, con quien tenía más confianza, y solucionó la situación. Volví a trabajar con ese señor, ya sin problemas. Y me lo crucé muchas veces más a lo largo de los años", admitió. 



Luciana contó que no lo denunció. "Si el tipo fuese soltero o tan solo casado, iría por todo. Pero si tiene hijos, trataría de resolver el tema low profile, puertas adentro, sin trascendencia mediática", dijo la modelo. Y agregó: " Mi sentido de familia es tan fuerte, que me dolería más que sus hijos, que tienen amigos, que van al colegio, lleven esa etiqueta, un estigma social que no les corresponda".