Anoche, a las 20. Mirtha Legrand se peina, maquilla y viste “como para un casamiento”, según ella misma describe. Pero el evento para el que se está preparando no es su matrimonio, sino nada más ni nada menos que su cumpleaños número 91. La fiesta, que tuvo lugar ayer en la casa de su hija Marcela Tinayre y que contó con la presencia de aproximadamente 100 invitados, agasajó a la diva de los almuerzos junto a su hermana gemela Goldie, en la conmemoración de sus nacimientos.

Los preparativos estaban listos desde temprano: la decoración en la casa de Palermo Chico, de Marcela, los numerosos tentempiés que conformaban el cóctel de recepción de los invitados, llevados a cabo por el chef Francisco Sade y los medios aguardando para hablar con los principales comensales de la noche. Como era de esperarse, entre la lista de convidados se encontraban algunas importantes personalidades: María Eugenia Vidal (que entró en su auto directamente y sin saludar a los medios), Marcelo Tinelli junto a su esposa Guillermina Valdés y el presidente de la Nación, Mauricio Macri, compartieron mesa en el festejo.

Además estuvieron presentes Julio Bocca, Facundo Manes y Graciela Borges, que es amiga íntima de la Chiqui. Quien no pudo asistir a la celebración fue Susana Giménez, muy cercana a las Legrand, debido a sus vacaciones en Miami, pero, desde lejos, mandó su afectuoso saludo a través de las redes sociales. “Hoy es el cumpleaños de Chiqui y de Goldie. ¡Feliz cumple! Las amo”, escribió Su, junto a una foto suya con la reina de los almuerzos. Los primeros en llegar al cumpleaños fueron Silvia “Goldie” y José Martínez Suárez (92), el otro hermano de las gemelas, que aún se encarga de dirigir el Festival Internacional de Cine de Mar del Plata. Ellos arribaron juntos en un auto alrededor de las 19 y esperaron al resto de los invitados.

Luego llegó su nieto Ignacio Viale, que antes de entrar a la casa de su madre se frenó para responder a las preguntas de la prensa. Mirtha, que entró al festejo con un vestido blanco, con detalles bordados y un collar de diamantes, habló con todos los móviles presentes y contestó todos los mensajes durante el día, demostrando su marcada cortesía. “Marcela me organizó toda la fiesta. Es impresionante la cantidad de regalos que me han llegado. Muchas flores y chocolates. Nos regalamos cosas con Goldie, entre nosotras también, es muy gracioso saludarnos entre nosotras. Hoy es un día muy feliz para mí”, declaró Mirtha en una de esas entrevistas, vaticinando lo que claramente fue para ella una fiesta inolvidable.

 

 

 

Marcela Tinayre acompaña a su madre. (Foto: Pablo Villán/Crónica).

 

 Macri pasó una noche especial (Foto: Pablo Villán/Crónica).

 
Marcelo y Guillermina, presentes. (Foto: Pablo Villán/Crónica).

 

Nacho Viale, feliz. (Foto: Pablo Villán/Crónica).