Leo García cambió e impactó en las redes sociales al mostrar su nueva cara y cuerpo. El músico pop apareció en televisión y explicó cómo cambió sus hábitos y las consecuencias positivas que trajo esto.

"Lo único que me operé fue la nariz, lo que pasa es que adelgacé muchísimo", dijo en " Intrusos" cuando le preguntaron qué partes de su cara se había retocado en el quirófano. "Yo tengo buena piel, pero creo que lo que me sirvió mucho fue la buena vida", agregó el músico de 47 años.

Sobre la buena vida, Leo explicó que "en el 2015 dejé de tomar alcohol, nunca tomé drogas pesadas pero sí fumaba marihuana todos los días, y también dejé".
 
"Por otro lado hice un tratamiento detox llamado kambó, que se hace con el sudor de una rana -que aclaro que no la matan y que yo soy vegetariano- y eso me ayudó mucho", reveló Leo y agregó que estos cambios los hizo con ayuda profesional: "Hice un tratamiento con un psicoterapeuta, él me ayudó a dejar definitivamente la droga. Ojo que yo no estoy hablando en contra de la marihuana, pero estar fumando un faso todos los días no te sirve para nada, me hacía comer el triple de las cosas y me la pasaba tirado en la cama y no hacía nada. Cuando paré fue un cambio en mi carrera".
 
El cantante pop contó por qué decidió cambiar su estilo de vida por completo. "Llegué a un hartazgo, me di cuenta que ya estaba harto de todo y que tenía que estar bien conmigo mismo. Tomo clases de kabbalah, y me sirvió muchísimo lo de la espiritualidad porque el tema es el ego, estar todo el tiempo comparando las cosas... la vida sana me hizo bien: correr todos los días, entrenar, comer vegano...", afirmó.
 
"Yo soy un ser muy emocional, y me deprimía, me veía mal. Tenía muchos problemas emocionales, uno es artista y la emoción es lo primero que te toca. Hoy soy feliz, la vida tiene sorpresas, no se que pasará mañana pero lo bueno es que aprendí a pilotearla. Soy un friki, pero soy buena persona", finalizó el músico.