Tras quince días de angustia para Mariana de Melo y su pareja José Fortunato, este sábado recibieron la mejor noticia: su segunda hija fue dada de alta. La pequeña Zoe, que nació el 16 de marzo pasado, se encontraba en neonatología en el Sanatorio Otamenti. 

"Estamos súper felices porque no lo esperábamos. Cuando me dijo la doctora que el fin de semana Zoe podía volver a casa, me sorprendió. Todavía no pudimos ni dormir", expresó en "Crónicas de Lirio" por Crónica TV.

Además, la morocha contó cómo atravesó el momento: "Fue muy difícil y nos angustiamos bastante pero acá estamos, felices los cuatro yendo a disfrutar de las Pascuas".

 

 

En medio del festejo por el cumpleaños de su primera hija Lupe, Mariana se enteró que durante este fin de semana la beba podría salir del nosocomio y así fue, es por que la familia salta de felicidad y alegría.

Por otro lado, se refirió al accidente que sufrió en 2007 y por el cual estuvo a punto de perder su vida: "Con lo que me pasó no tenía esperanzas de ser madre porque me habían dicho que no podía quedar embarazada pero por suerte sucedió un milagro de Dios", y agregó: "Lo único que hago es agradecer".

Por último, expresó sobre su presente: "Estoy feliz, disfrutando de mis dos hijas".