Lionel Messi disfruta de buscar a su hijo mayor Thiago por el colegio junto a su mujer, Antonela Roccuzzo, quien se encuentra embarazada de ocho meses y a la espera de su tercer hijo varón, Ciro, que nacerá en abril. 

A pesar que tenga una agenda apretada, el futbolista aprovecha los tiempos libres para salir a caminar con su esposa e hijos. 

Según testigos que nunca faltan, los vecinos del barrio Las Heras de Castelldefels, al sur de Barcelona, ya están acostumbrados a verlos, incluso durante los fríos días del invierno europeo.

El pasado lunes, los tortolitos fueron fotografiados mientras salían de retirar a su hijo primógenito de la escuela.