Su aparición en las novelas más importantes de la televisión catapultó a la fama a Esteban Lamothe. Producto de esto, el actor experimentó uno de los "kiosquitos" que trae aparejado la popularidad: la presencia en boliches.

El galán de "Las Estrellas" reveló que no la pasó nada bien yendo a locales bailables a sacarse fotos. "Hice cuatro nada más. Dos fueron en la misma noche: una hora de fotos en un boliche de Jujuy, una hora en la ruta a 180 kilómetros por hora en un auto a otro boliche en Salta, y lo mismo. Después al hotel a las 9 de la mañana a tomar el avión de vuelta para acá", relató en una nota a la revista Rolling Stone.

Lamothe reveló por qué decidió no hacer más presencias en boliches

"Fue muy loco. Me encontré con uno de Gran Hermano y con un bailarín de Tinelli. Estábamos los tres ojerosos a las 8 de la mañana. Es delirante, es agotador. No es gratis. La gente ya está borracha, y pueden salirte con cualquier cosa", agregó  Lamothe.

Para esas cuatro presencias, el actor fue muy claro con las exigencias en sus contratos. "En las cláusulas yo puse: no me saco la remera, no muevo la colita, no canto, no bailo. Porque si no, te agarra el locutor y te mandan al escenario y empieza: ‘A ver, a ver...’.. Es horrible", afirmó.