La bomba estalló el miércoles. En San Valentín se conoció la peor noticia. Fede Bal y Laurita Fernández se separaron "definitivamente" por una presunta infidelidad por parte del hijo de Carmen Barbieri. 

La tercera en discordia sería Becky Vázquez, una bailarina de Magnífica, la obra que encabeza el mediático, y que también es amiga de Macarena Rinaldi, actual de Fede Hoppe, ex de Laurita. Al enterarse de la infidelidad, la bailarina llamó a Fede y le cortó por teléfono enfurecida.

Al parecer, todos los del elenco de Magnífica conocían esta relación a escondidas entre Fede y Becky. Según informó Ángel De Brito, ara poder pasar tiempo juntos, el ex campeón del Bailando se iba del teatro con su auto hasta una cochera y ahí se subía su amante, Becky, y se iban juntos al departamento de ella.

"Los vecinos de ella lo veían llegar a ese departamento, que está justo frente a un teatro de otra compañía… que también lo veían", aseguró el periodista.