Luego del escándalo que se generó por la ausencia de Diego Maradona en el casamiento de Dalma, el Diez salió a explicar los motivos y volvió a ser polémico tras asegurar que la nueva casa de su hija fue comprada con su plata.

Es por eso que la actriz enfureció y salió a negarlo rápidamente: "Mi papá no pagó ni un peso de mi casamiento".

Pero todo no habría terminado ahí porque, según Intrusos, Diego y Dalma mantuvieron una tensa comunicación telefónica, en el cual hubo varios reproches de ella hacia él. 

De acuerdo al informe que presentaron en el programa "Dalma se comunicó muy molesta con su padre, le recriminó que haya hablado con los medios y que mencionara el departamento en el que vive actualmente”.

Además, el ex DT de la Selección habría dicho que “Esa casa la compraron con los 900 mil dólares que le presté a tu madre y jamás me devolvió. La casa y la fiesta te las pagué yo. Siempre digo la verdad, nunca miento”.

Por último, ante el enojo de Dalma por su ausencia en la boda, Maradona le habría dicho: “Estás muy nerviosa, disfrutá de tu luna de miel”.