Marley y su hijo, Mirko, volvieron de su larga estadía en el exterior con motivo de las grabaciones del programa de Telefe, "Por el mundo". El conductor ya tiene planeados unos días de descanso en su casa de barrio privado en Pinamar y mientras tanto, aprovecha para promocionar su nuevo reality "Marley y Mirko", que se estrenó hace poco en la plataforma Paramount+.

“Muestra el día a día de cómo es la vida de Mirko, cuando va a la escuela, todo tipo de experiencias que hemos vivido y cómo vive una familia monoparental, que desde afuera tal vez se ve distinta pero que, al fin y al cabo, es igual a cualquier familia convencional”, comentó el conductor sobre la producción.

En uno de los episodios, Wiebe le reveló a su gran amiga, Florencia Peña, que su hijo de cuatro años puede comunicarse con su abuelo muerto. “El otro día vio una foto de mi papá, que falleció hace muchos años. Me preguntó y le dije quién era. Más tarde, cuando lo acosté para dormir, cerró los ojos y me dijo: ‘Papá, cuando cierro los ojos veo angelitos y lo veo a tu papá’. Yo me quedé flasheado”, recordó.

Marley le dijo a Florencia Peña que Mirko habla con su abuelo muerto.

Además, el conductor relató otro episodio de la misma índole que tuvo con el niño: “Estábamos en la casa de mi vieja y se puso como a hablar por teléfono. Dijo: ‘Hola, abuelo’. Le pregunté dónde estaba y me dijo ‘ahí’ y señaló el sillón donde siempre se sentaba en la casa de mi vieja, como que estaba ahí en ese momento”. 

Hacia el final explicó que el abuelo del pequeño siempre estuvo interesado en cuestiones paranormales. “Mirko es muy parecido a mi papá, capaz que hay una conexión ahí”, teorizó.

Marley aseguró que Miko se parece mucho a su abuelo.