@LuisVenturaSoy 

Caminar por la cornisa garantiza visibilidad, pero esto no implica acertar con la propuesta que se busca imponer. Porque la altura de esa misma cornisa te ubica en un lugar en el que quedás expuesto a la mirada de todos. Pero esa exhibición no siempre consagra, no siempre gratifica, porque el quedar en el banquillo de los juzgamientos, cuando te toca la varita del éxito se disfruta hasta el empalagamiento. Pero cuando trastabillás o resbalás, el vacío está esperando voraz como monstruo hambriento con sus fauces incontenibles que hincan sus dientes hasta el hueso y sin ningún tipo de piedades.

Eso, justamente, le ha pasado a la atrevida Jimena Barón, que jamás midió consecuencias y creyó que con sólo llevar el acelerador a fondo alcanzaba para llevarse todo por delante. Provocó con aquella canción “Tonta”, tocó el cielo musical con “La cobra” y cuando su productora le armó toda una estructura para lanzar el tema “Puta”, la bella actriz y cantante se estrelló contra el muro de condenas y lamentos. Porque se quiso meter con la profesión más antigua del mundo y eso no es para cualquiera sin salir ileso del tema.

Jimena Barón
El afiche que despertó la polémica

Aunque la bíblica Magdalena lo haya ayudado a Jesús en su Vía Crucis, no cualquiera se puede meter en la dimensión de la prostitución sin pedir permisos. Entonces, toda aquella acumulación de méritos que Barón había logrado en el universo feminista, entre las clases más postergadas y en comunidades sociales combativas se las puso de sombrero.

"Toda aquella acumulación de méritos que Barón había logrado en el universo feminista, entre las clases más postergadas y en comunidades sociales combativas se las puso de sombrero"

De ahí que las mismas redes que le habían dado el poder de sistemas digitales se tornaron en implacables para juzgar y condenar a la misma mujer que tantos temas musicales les había compuesto. “¡Con este tema noooo!”, fue el mensaje a Barón y el tsunami comunicacional la despellejó sin miramientos ni suavizantes.

Ahora, la misma productora, ‘Atelofobia’ que no midió ninguna consecuencia con respecto a su artista, se excusa por los compromisos contraídos que Jimena Barón había firmado y no cumplirá porque está con tratamiento psicológico y psiquiátricos que tratarán de sacarla del repudio que ya comenzó a expresarse en los festivales en los que fue anunciada y de los que hoy se ausenta, excusa y pide disculpas. ¿Alcanzará para el perdón popular? Esta vez no será tan fácil. Por eso nunca hay que olvidar que no por mucho provocar amanece más temprano. Te lo digo yo.

Ver más productos

El uso de mascarillas para prevenir el Coronavirus

El uso de mascarillas para prevenir el Coronavirus

Protegete del Coronavirus: cómo hacer máscaras faciales

Protegete del Coronavirus: cómo hacer máscaras faciales

Para palpitar el fútbol que se viene

Para palpitar el fútbol que se viene

Mascarillas faciales protectoras: usos y formas de hacerlas

Mascarillas faciales protectoras: usos y formas de hacerlas

Sigamos aprendiendo en casa

Sigamos aprendiendo en casa

Cuarentena y niñez: todo para acompañar a los más chicos

Cuarentena y niñez: todo para acompañar a los más chicos

Cuarentena y conocimiento ¿Cómo funciona nuestro cerebro?

Cuarentena y conocimiento ¿Cómo funciona nuestro cerebro?

Cuarentena, encierro y libertad

Cuarentena, encierro y libertad

Se extiende la cuarentena: consejos para sobrellevar el encierro

Se extiende la cuarentena: consejos para sobrellevar el encierro

Días en casa: aprendé astrología

Días en casa: aprendé astrología

Ver más productos