Las declaraciones de Roberto Pettinato acerca del acoso se le volvieron en su contra ya que varias excompañeras lo trataron de acosador. "A veces pienso que el acoso sucede porque la otra persona tarda mucho tiempo en decirte que no quiere coger con vos. Si la otra persona lo dijera rápidamente, el 50% de los hombres se achicarían", dijo el conductor en una nota al Diario Perfil

Luego de la ola de críticas, el ex Sumo habló con Tomás Dente en "El Tratamiento" y se despachó: "Con respecto a lo mío, disculpen viejo. Todo el mundo me conoce, por el amor de Dios. Soy Pettinato, hola. Soy súper gracioso, simpático, divertido, jodón, crudo o como lo quieran llamar. Bueno, es así".

Con respecto a las excompañeras que lo acusaron de acosador, sostuvo: "Después dicen que se sentían mal trabajando conmigo. Yo diría que no parecía que alguien se sentía mal, ni nadie estaba enojado. Lo he consultado con otra gente de la Rock & Pop, preguntando si estas chicas están mal. Porque yo no soy tonto, si veo que no se ríen, que no la pasan bien, no se cagan de risa con una guarangada que yo decía al aire… Yo no soy estúpido. No la sigo haciendo cinco veces más. No soy una persona así". 

Una de las denunciantes fue Bimbo Godoy, quien trabajó con él como panelista en su programa "Un mundo perfecto" y le dedicó crudas palabras en Twitter. 

 

"La verdad, que a mí me parece genial lo que ha hecho Bimbo en 'Un mundo perfecto', era muy graciosa. También, quien todavía considero mi locutora, que sale a decir todas esas barbaridades, y digo ‘pero si nos matábamos de risa con la taurina que llevaba la vianda’. A la otra chica, la verdad que mucho no la tengo. Tampoco habrá sido algo que uno diga: 'Ay, Dios mío, era el Monstruo de la Laguna Negra'. La verdad es que eso es lo que tengo para decirles, nada más". 

Bimbo Godoy en su paso por Un Mundo Perfecto

 

Además le dedicó varias palabras al movimiento feminista: "La Gestapo Feminista no está logrando la unión de la sociedad en pos de un objetivo, que es que a las mujeres no las caguen a palos y las maten como si fueran perros, están logrand. que la gente se asuste, se separe del tema y digan:  'no mejor no hablemos, no te metas en quilombos'. Es un efecto contrario que sólo les sirve a ellas para decir 'bueno mañana me voy a poner a putear contra este o el otro'. No logran nada, se podría lograr mucho más", explicó. 

"Yo no soy tonto, si veo que no se ríen, que no la pasan bien, no se cagan de risa con una guarangada que yo decía al aire… Yo no soy estúpido. No la sigo haciendo cinco veces más"

"No podemos saber cuál es la definición correcta de acoso, pero que tiene que estar avalada por la Gestapo feminista. ¿Ustedes creen que eso está bien? No está bien que terminemos haciendo eso. Lo que vamos a lograr es simplemente repetir lo que diga la Gestapo feminista para quedar bien, que es lo que hacen todos los hombres que tienen la cola sucia y se hacen los que están muy compungidos por lo que les pasa a las mujeres. Y es mentira, no están compungidos. Ah, aclaro que estoy hablando en contra de los hombres… Bueno, basta, no es mi estilo vivir de aclaraciones", finalizó.