@Jimegol20

Finalmente llegó la alfombra roja más esperada del año. Ese momento por el que las firmas de lujo, los diseñadores más reconocidos y los equipos de estilistas mejor pagos, trabajan con meses de anticipación para lograr looks icónicos que queden para siempre guardados en la historia de la moda.

Sin embargo, las elecciones de vestuario de esta edición dejaron sabor a poco y no estuvieron a la altura de otros años (como el anterior) en que las y los destacados fueron una amplia mayoría ante los desaciertos, tal como las galas de los Oscar nos tienen acostumbrados.

BILLY PORTER. El encargado de abrir la alfombra roja.

El primero en inagurar la alfombra roja fue Billy Porter, quien nunca pasa desapercibido, con un diseño en dos piezas inspirado en la realeza británica tras una visita al Palacio de Kensington.

Los brillos fueron uno de los protagonistas de la “red carpet”. Como era de esperarse, los textiles luminosos se repitieron en más de un atuendo como suele suceder en cada premiación hollywoodense.

REBEL WILSON. La actriz se ganó un lugar en el podio de las mejores vestidas.

Entre ellos, se destacó Rebel Wilson con un modelo inspirado en la época dorada del cine de Jason Wu, que la ubicó en el podio de las mejores vestidas. Brie Larson asistió a la premiación con un vestido capa de Celine que destilaba elegancia y brillo sobre la alfombra roja.

Brie Larson brilló con este vestido capa. de

Sandra Oh se sumó al estilo brilloso luciendo un vestido nude de Elie Saab que además incorporaba mangas voluminosas de tul y transparencias. Aunque el detalle del cinturón moño estuvo de más.

SANDRA OH. La actriz optó por el nude, los brillos y mangas de tul con volumen.

Por otro lado, los cortes y formas de los vestidos fueron de las tendencias más comentadas. Si bien la asimetría en escotes y faldas eran una de las apuestas más fuertes en lo referido a la moda, algunas de las nominadas y presentadoras se animaron a jugar un poco más y sorprendieron con capas de volados, mezclas de texturas y detalles en pedrería, bordados y encaje.

GLAMOUR URBANO. Janelle Monáe encapuchada por Ralph Lauren.

Una de las primeras en romper con los clásicos atuendos fue la cantante Janelle Monáe con un vestido de brillos plateados y falda acampanada que incluía una capucha, firmado por Ralph Lauren.

La comediante Kristen Wiig hizo lo suyo con un Valentino rojo de líneas casi arquitectónicas con volados plisados en los laterales. Una apuesta osada y vanguardista que conquistó a los críticos.

KRISTEN WIIG. El diseño de volados plisados modernizó el clásico vestido rojo de Valentino.

Las veteranas Sigourney Weaver y Geena Davis dieron cátedra con sus atuendos. La primera, enfundada en un diseño verde de falda plisada y frunces de Dior mientras que Davis lució un vestido de escote profundo con brillos y falda voluminosa de la firma Romona Keveža.


El podio de las mejores lo encabezó Scarlett Johansson con un vestido de seda plateada de Oscar de la Renta con transparencias y escote strapless, cuya pieza superior llevaba cadenas y transparencias.

Scarlet Johansson se llevó el premio a la mejor vestida de la noche.

Sin embargo, la destacada de la noche fue Natalie Portman de Dior por el mensaje feminista oculto en su capa, donde llevaba los nombres bordados de todas las directoras que fueron ignoradas en la lista de nominaciones.

A lo seguro

Muchas de las asistentes optaron por diseños poco arriesgados y clásicos. Charlize Theron fue una de ellas. El vestido negro aterciopelado de Dior le aseguró un lugar entre las destacadas pero no sorprendió.

CHARLIZE THERON. La mejor vestida de la edición anterior apostó por un diseño clásico de Dior.

Greta Gerwig, la directora de Mujercitas que la Academia olvidó nominar, eligió un vestido de tafetán verde oliva de Christian Dior Alta Costura de silueta clásica pero que al menos aportaba una cuota de color.

VERDE OLIVA. La directora Greta Gerwig innovó con la elección del color.

El azul prometía ser el favorito y no cumplió, aunque algunas actrices como Julia Louis-Dreyfus se sumaron a la tendencia. La comediante optó por un vestido de seda azul de Vera Wang que le quedaba a la perfección.

AZUL. Julia Louis-Dreyfus lució impecable con un diseño en seda de Vera Wang,

Renée Zellweger fue otra de las más esperadas. La actriz se presentó con un vestido blanco marfil de escote asimétrico y lentejuelas, firmado por Armani Prive.

RENEE ZELLWEGER. La ganadora de la noche y su vestido blanco marfil de Armani Privé.

¿Correctas? Sí. ¿Se esperaba más? Por supuesto.

Desaciertos
Una de las más esperadas fue Laura Dern, ya que tenía el premio a Mejor actriz de reparto asegurado, pero lamentablemente decepcionó con un diseño satinado rosa con borlas y bordados en la parte superior de Armani Privé.


Margot Robbie tampocó acertó con un vestido strapless negro y mangas colgantes con transparencias de Chanel de Alta Costura de 1994.

Margot Robbie apostó a un vintage de Chanel de 1994.

Lo mismo sucedió con Saoirse Ronan y el vestido Valentino de escote profundo, volado peplum en la cintura y falda vluminosa en lila.

¿Vuelve el peplum? Saoirse Ronan adelanta el regreso de la tendencia.

La vidriera masculina estuvo liderada por Brad Pitt, quien subió al escenario a recibir su premio por Mejor Actor de Reparto en un esmoquin aterciopelado negro.

BRAD PITT. Uno de los destacados entre los hombres.

El otro ganador de la noche, Joaquin Phoenix, cumplió con su promesa de llevar el mismo esmoquin de Stella McCartney que utilizó durante toda la temporada de premios.

Joaquin Phoenix utilizó el mismo traje para todas las premiaciones.

Otro de los destacados fue Timothée Chalamet. El actor de Mujercitas llevó un conjunto satinado en azul noche de Prada y un broche de Cartier.

Timothé Chalamet aportó una cuota de frescura a la alfombra roja.

Ver más productos

San Leandro de Sevilla, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a San Leandro de Sevilla

El ex ministro de Economía y candidato presidencial, Roberto Lavagna (Nahuel Ventura/Crónica).

¿Roberto Lavagna se suma al gobierno de Alberto Fernández?

El cáliz de la unidad quedará en la Basílica de Luján

El cáliz de la unidad quedará en la Basílica de Luján

Ver más productos