Desde que salió la serie biográfica de Luis Miguel en Netflix, miles de jóvenes están descubriendo el éxito del cantante. 

Es por eso que están saliendo a la luz varias historias sobre él que habían quedado en el olvido. Guillermo Cóppola contó una insólita noche que Diego Maradona y él compartieron con el cantante. 

En 1986, Luis Miguel se encontraba en la cresta de la ola y Diego había salido campeón del mundo con la Selección. Él y Cóppola, que era su manager en ese momento, estaban en la ciudad mexicana de Pachuca y fueron invitados por el mismo Luismi a uno de sus shows. 

Luismi, su hermano Alex y su padre Luis junto al Diez. 

Cóppola contó al portal Quien que él y Diego llegaron tarde al recital y tuvieron que sentarse en cuarta fila, aunque a Maradona no le gusto la ubicación. 

Durante el show, el dúo pidió nada más ni nada menos que 13 botellas de champagne. Al finalizar el recital, pasaron a los camarines y saludaron al cantante. Antes de irse le dejaron la cuenta del consumo que llegaba a los 6 mil dólares.