En noviembre de 2017, Rocío Gancedo cayó del balcón de su departamento en el barrio de Las Cañitas. Si bien todo indica que fue un suicidio, la causa está bajo la carátula de "Averiguación de muerte dudosa" y el único imputado es su psicólogo Gervasio Díaz Castelli.

Días después de su muerte salieron a la luz polémicos audios del profesional a su paciente y fue denunciado por negligencia laboral.

Tras siete meses de investigación, la Justicia aceptó finalmente como querellante a Rodolfo Magallán Gancedo, hermano de Rocío. 

En sus últimos meses de vida, Gancedo se había refugiado en la política y la religión. Además, en su última entrevista, contó que fue abusada cuando tenía 6 años.