Una vida que más allá de los éxitos y los momentos de felicidad que ha conseguido generar en diversas y seguramente, muy bellas etapas, la vida de Beatriz Salomón estuvo marcada por un signo trágico. En primer término, la muerte de su amigo y compañero de trabajo, Alberto Olmedo, en 1988, circunstancia que significó, por otra parte, la fractura de un equipo de trabajo (teatro, cine y televisión) y una racha de desocupación laboral que se extendió durante varios años.

En 2011, su madre Leonor fallece luego de experimentar una crisis cardíaca que mantuvo en vilo a toda la familia. Dos años después, a los 54, deja de existir su hermana Isabel, también, modelo, vedette y actriz como consecuencia de una enfermedad terminal y progresiva, una neuropatía motora conocida como ELA (esclerosis lateral amiotrófica), la misma dolencia que fue la causa determinante de las muertes de David Niven, Roberto Fontanarrosa y el científico Stepen Hawking.

Sin embargo, el mayor disgusto de Beatriz Salomón estuvo centrado en un episodio que le tocó vivir en 2004 durante la realización, en vivo, de un programa televisivo. En efecto, Beatriz y su esposo, el cirujano plastico Alberto Ferriols fueron invitados al programa “Punto Doc” del canal América, conducido por los periodistas Daniel Togneti y Miriam Lewin y que contaba con la dirección de Mario Pergolini.

En primer término, la entrevista se desarrollaba por caminos apacibles en donde se referían tópicos de sus trayectoria. No obstante, después de la media hora inicial del ciclo la temática tuvo un giro inesperado y se convirtió en un verdadero tormento para Salomón y Ferriols. El impacto se produjo en el momento de exhibir un video sexual del cirujano plástico con un travesti.

En consecuencia, Beatriz se divorcio de Ferriols, episodio que generó una dura cicatriz en el seno de esa familia. Posteriormente, Beatriz presentó una demanda, en representación de sus dos hijas ( Noelia y Bettina), contra el canal y el director responsable de ese programa Mario Pergolini.

Como consecuencia de esto, la actriz fue prohibida en dicha emisora y le costó sobremanera conseguir trabajo en el mundo televisivo. En tanto, el 2 de enero de 2017, luego de un proceso judicial de 12 años, Beatriz ganó la demanda, con el patrocinio de Ana Rosenfeld, por “divulgación de imágenes íntimas, violación a la intimidad y daño moral”.

La difìcil vida de Beatriz Salomón

Le debían pagar 30 millones de pesos. Sin embargo, tiempo después, en un giro sorpresivo de toda la historia, la justicia, en mayo de 2018 absuelve a América y a los periodistas intervenientes en la realización de dicho programa. A modo de detalle informativo, Beatriz había sufrido, en 2015, una severa descompensación debido a la muerte de su amigo y compañero Juan Montalvo, con quién se encontraba, en ese entonces, compartiendo labor en el espectáculo “Copetin de tango”.

En diciembre de 2018, la actriz fue operada de una articulación de la cadera y tiempo después, inició una cruel batalla contra su peor adversario: el cáncer. Una vida dificil y con muchas espinas en el camino. No se merecía este calvario.

Ver más productos

La Iglesia recuerda hoy a Santa Matilde

La Iglesia recuerda hoy a Santa Matilde

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos