Magalí Mora realizó confesiones íntimas y admitió que sufrió violencia de género por parte de su última pareja. 

"Sufrí violencia de género psicológica. Eso duele más que una piña porque el maltrato verbal es horrible. Esto fue hace un año con mi expareja. No es conocido... me maltrataba mucho. Me decía mogólica, inútil estúpida, no sabés hacer nada. Todo el tiempo degradándome. Me costó separarme. Incluso me hizo sentir que no iba a conseguir a otra persona. Mis amigos me decían que él no era para mí", contó Magalí.

Luego continuó con su tremendo relato: "Un día él se fue a trabajar, llamé a mi mamá y me fui sin dar la cara. Desaparecí. Me escribió y le dije que no quería saber nada. Me dijo que quería volver conmigo y que había cambiado. Pero para mí las personas no cambian. Pero él es así, es su esencia. Además era un persona muy fría, yo le decía te amo y él me guiñaba el ojo. Yo compraba entradas para el cine y él me decía que vaya sola. Me humillaba adelante de mis amigos y me hacía llorar. La pasé muy mal".

Por otra parte, en El Show del Espectáculo, el ciclo que conduce Ulises Jaitt por Radio UrbanaBA, Magalí reveló: "Sufrí bullying de chica. Era muy flaca. Me decían tero, patas de Olivia, palo de escoba... era larga y flaca...medía 1,70 cuando tenía 14 años. No me traumó porque las que me criticaban ahora están....jaja mejor no digo nada. Hace poco me crucé a un compañero y le dije que siempre había estado enamorada de él. Y ahora no tiene chances, ni la hora le doy"

También, la morocha aprovechó para pegarle a Yanina Latorre: "Disfruté cuando pasó el escándalo con Diego Latorre y lo escracharon, pero por Yanina. Nunca hay que escupir para arriba.  Todo vuelve en la vida. Ella es mala leche, no es buena mina. No es nadie. Ni sabemos cómo es el apellido. Es soberbia, siempre ataca la gente, no me gusta su forma de ser. En su lugar no hubiese perdonado al marido. Si no se hubiese hecho público tal vez lo perdonaba. Pero ella hizo un show mediático con todo esto. Ella no quiere a nadie, refleja sus mierdas en los demás. A todo el mundo le dice gato. No se quiere ni a ella".