Tras una breve crisis de pareja, Mónica Farro y Leandro Herrera apostaron por su amor una vez más. En diálogo con " Intrusos", el joven expresó sobre su relación con la vedette: “Estamos bien, por suerte. Discusiones tienen todos y más ahora por la pandemia, con la cirugía de Moni. Son muchas cosas que hacen que haya momentos de tensión, pero creo que es normal que pase eso”.

Luego en el ciclo, la periodista Débora D’Amato recordó cuando Farro contó que su esposo era cómodo y no colaboraba con las tareas del hogar. “Soy extremadamente condescendiente con Mónica. Hago todo. Pero todo a mí tiempo, en el momento que yo puedo, pero ella quiere que sea todo en su momento y a su manera. Eso es lo que pasa”, se defendió el personal trainer.

Por otro lado, la vedette se refirió a su fogosa intimidad y sorprendió con sus declaraciones: “Ahora estamos bien, retomamos lo diario. Hay que recuperar como diez días”.

Atento a las palabras de Mónica, Jorge Rial reaccionó asombrado: “¿Todos los días? Por eso se quiere ir a la mie… Leandro. Claro, ahora se entiende, está presionado. Ese pibe no da más, es carne y hueso”.

Y la bailarina le contestó: “Veníamos con un ritmo de tres veces diarias y ahora por lo menos… Ahora con la pandemia estábamos todo el tiempo juntos y había que divertirse”.

Y el conductor manifestó: “Tres veces al día no existe. No se puede, no hay manera”. A lo que Mónica respondió pícara: “El está todo el tiempo dispuesto y yo me dejo. Para eso es joven, sino me hubiera conseguido una persona grande. Si es joven lo aprovecho”.

La fogosa intimidad de Mónica Farro y su esposo.
La fogosa intimidad de Mónica Farro y su esposo.