@LuisVenturaSoy

¡Cuántos ventajeros de la memoria se suben a los olvidos de muchos desprevenidos para sacarles ventajas como grandes gurúes de la ética! El tema aquí tiene que ver con la evocación que en la última entrega de los premios Martín Fierro de Televisión Abierta intentó realizar APTRA respecto de muchas figuras vinculadas a la pantalla, las comunicaciones y el mundo del espectáculo.

Dentro de esa gruesa lista de figuras desaparecidas en el último año, se suben muchos que hasta nada tienen que ver con el perfil del premio. Porque amigos, familiares y allegados de los que luego son evocados, llaman e insisten para que nombremos a sus queridos partidos, aunque no cumplan con el requisito de haber sido figuras de la televisión.

Entonces resulta que muchos de los olvidados del medio empiezan a cobrar relevancia, para que estos ventajeros de la memoria que jamás se acordaron de sus fallecidos, ni los ayudaron en vida, ni los consideraron en sus muertes, ahora que llega el Martín Fierro eligen acordarse de todo lo que se olvidaron antes. ¿Por qué lo hacen?... Ante todo para erigirse en grandes héroes de la ética en muchos casos, para figurar de alguna manera y sentirse importantes o porque les gusta practicar ese popular deporte de castigar o pegarle al Martín Fierro o, en su defecto, a su madre Aptra.

Por eso, en la última entrega de premios que se cumplió hace unos días en el Hotel Hilton, cuando llegó el momento de recordar a decenas de figuras fallecidas en los últimos meses, una falla técnica hizo que una máquina encargada de transferir imágenes y nombres, borrara 17 nombres de su memoria y entre ellos, se eliminara al glorioso Guillermo Bredeston.

"Una falla técnica hizo que una máquina encargada de transferir imágenes y nombres, borrara 17 nombres de su memoria"

Este hecho generó la reacción indignada de su viuda Nora Cárpena y también de su familia, con justa razón, pero junto a ellos se subieron todos los mequetefres del espanto y los oportunistas de la ética cuando nunca en sus perras vidas se acordaron de Bredeston mientras vivía, tampoco de su salud y mucho menos de sus necesidades. Entonces todos le cayeron al premio, a la asociación de periodistas sin saber qué había pasado realmente, cuando la falla sólo había sido de una máquina y no de un olvido.

Ahora que se conocieron las verdaderas razones de por qué no se nombró a Bredeston en su primera pasada, y sí se lo incorporó en la segunda lista enmendando el error, no escuché ni leí a los que atacaron desde su supina ignorancia a quienes siempre que pudieron distinguieron y enaltecieron la memoria de un glorioso como Bredeston. Así somos y así nos va. Te lo digo yo.

Ver más productos

La iglesia recuerda hoy a san Martin de Tours

La iglesia recuerda hoy a san Martin de Tours

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

La Amazonia y la destrucción del mundo

La Amazonia y la destrucción del mundo

Ver más productos