@LuisVenturaSoy

Ser rica no te asegura la felicidad. Tampoco haber sido la directora de una prestigiosa clínica de adelgazamiento y estética que facturaba millones de dólares, por día y por mes, durante muchos años. Menos que menos haber sido una de las mujeres más ostentosa de los medios, popularizada por su noviazgo con un animador muy popular del momento. Y tampoco haber diagnosticado y programado las imágenes de afamados políticos, deportistas, funcionarios en gestión, entrenadores de grandes equipos y superestrellas atendidas con sumas reservas en herméticos consultorios vips. En pocas palabras, hemos trazado el perfil social, profesional y personal de Giselle Rímolo.

Ella, la ex novia del exitoso Silvio Soldán fue condenada por una sentencia de detención carcelaria efectica por más de 9 años que la destinaron a la Unidad Penitenciaria de Ezeiza donde comenzaron sus sufrimientos y calvarios que la sumergieron en el peor de los infiernos.

Hoy, nada quedó de aquella mujer esbelta, elegante, escultural de cabellos dorados que ilustraba las publicidades y los avisos de fórmulas mágicas para lucir y sentirse mejor. Aquella "doctorcita" juzgada y condenada por ejercicio ilegal de la medicina, tráfico de medicamentos y múltiples estafas, guarda millones de dólares en entidades bancarias de paraísos fiscales. Giselle es una mujer muy rica y su patrimonio lo maneja su esposo, el doctor Juan Carlos Gaineddú que tiene una mirada muy pacífica para que Rímolo cumpla y extienda sus días detrás de las rejas sin sobresaltos y olvidos.

Giselle Rímolo con Silvio Soldán
Giselle Rímolo con Silvio Soldán

¿Por qué sería la pregunta? Muy simple. Este buen señor que supo traicionar a su ex cliente, Soldán, engañándolo con su novia, a quien enamoró y terminó convirtiéndose en su abogado y luego en esposa de la blonda, hoy sedujo y vive con otra mujer. Así de simple. Hablo de una prestigiosa doctora, una refinada médica, con quien disfrutaría parte de la fortuna de su ex, Giselle Rímolo que sigue detenida con la representación letrada del socio de él, el doctor Roberto Schlagel, aquel secretario destituido del condenado ex juez Hernán Bernasconi y acusado por Guillermo Cóppola para cumplir con una condena de 9 años de prisión.

Mientras los pedidos y requerimientos de sus abogados mantuvieron a Rímolo detenida, ella logró un certificado de discapacitada, fue vejada por varias internas de la cárcel que le hicieron perder un ovario, tiene problemas hepáticos por mala metabolización del hierro, es hipertensa, diabética y tiene 25 kilos de sobrepeso. Quienes entienden de abogacía aseguran que Rímolo ya debería estar en libertad, aunque fuese con tobillera electrónica y detención domiciliaria. Su mansión de Don Torcuato está desocupada, abandonada y devastada. La madre y el hermano de Giselle murieron y el único administrador de propiedades y cuentas bancarias millonarias las tiene el abogado y esposo que jamás habló con ella sobre su nueva elección amorosa. Por eso, Rímolo vive un calvario en la cárcel, la espera un infierno en la vida y por más fortunas que haya guardado y escondido la realidad sigue tornándose miserable. Te lo digo yo.

Ver más productos

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

¿Qué regalar el día del padre?

¿Qué regalar el día del padre?

Ver más productos