@LuisVenturaSoy 

Ya pasó el tiempo de jugar a las escondidas y de los simulacros de guerra. Con el correr de los meses y de los años, una por una se fueron cayendo las máscaras, los disfraces, que de un lado y del otro fueron utilizando todos los habitantes y protagonistas del Planeta Maradona. Porque los responsables de los escándalos han dejado de echarle la culpa a los periodistas y llamar a los medios para pedir sus cabezas en los empleos, sólo por haber difundido informaciones en relación a aquello que no se contaba, escribía y propalaba del súperstar Diego Armando Maradona. Sobre todo cuando el astro manejaba poder de verdad.

Hoy terminaron las monarquías y también las dictaduras maradonianas que bendijeron y condenaron a todos aquellos se animaron a mostrar las caras de la verdad que no siempre dejaban bien parados a quienes se creyeron reyes, reinas, príncipes, zares, emperadores, y solo ordenaban lo que ellos quisieron sin aceptar en absoluto la palabra NO.

La historia universal demuestra que los imperios no son eternos, que los tronos también se oxidan y que el poder no se queda en las mismas manos: hoy Maradona no es el que fue, como tampoco lo son aquellos que giraron como planetas y satélites alrededor del Rey Sol, quien ya no tiene el mismo fuego ni la misma luz.

Por eso, hoy Diego se dio cuenta que su ex esposa Claudia Villafañe no fue todo lo obediente y leal que él esperaba y su pareja de los últimos 20 años se llama Jorge Taiana. También comprobó que Verónica Ojeda, que quiso formar una familia con él, hoy se quedó con el amor del doctor Mario Baudryá. Y debe doler mucho escuchar a la bella Rocío Oliva que hace tiempo que no tiene nada que ver con el ex campeón del mundo, admitir que su corazón palpita más fuerte por un novio que todavía no se animó a mostrar.

Entonces, Maradona en la amplitud de su casa ve que la tarde cae y cuando empieza la noche, él está solo porque todos se han marchado, siendo que él no los había echado. Y la realidad es dura. Nunca una caricia, un susurro, un oído donde descargar una alegría o una pena. Solo.

Porque el dinero que Maradona supo ganar no está reflejado en lo que tiene. Muchos se salvaron a sus costillas, y alzar la voz para gritar que le robaron se repite frecuentemente, pero también le significa denuncias de parte de su familia, que se resiste a asumir lo que cobraron y malgastaron, lo que recibieron para invertir en negocios inmobiliarios aunque persisten en negar que lo hicieron; aún quedando pruebas por escrito.

Mientras la mayoría de los hijos ostentan vidas más austeras y pequeñas comparadas con quienes son llevadas a tribunales con figuras de robo y estafa, Maradona debe salir periódicamente a explicar cómo lo esquilmaron mientras la droga de otros tiempos le cambiaba su mirada y muchos imaginaban un final adelantado. Y así llegamos a este conflicto renovado, que nos lleva a esta batalla final con inocencias y culpabilidades, con casilleros inciertos y escándalos que seguirán apoderándose de titulares y espacios. Te lo digo yo.

Ver más productos

¡Mes del niño solidario!

¡Mes del niño solidario!

Alberto Fernández: el componedor político

Alberto Fernández: el componedor político

¡Últimos días de SALE!

¡Últimos días de SALE!

Viví el deseo y el placer

Viví el deseo y el placer

¿Cómo conocer tu destino?

¿Cómo conocer tu destino?

¡Descuentos en Cronishop!

¡Descuentos en Cronishop!

Cómo ser más inteligentes

Cómo ser más inteligentes

¡Ahora que somos felices!

¡Ahora que somos felices!

Para trabajar la mente y la paciencia

Para trabajar la mente y la paciencia

Eva Duarte: toda la verdad

Eva Duarte: toda la verdad

Ver más productos