@LuisVenturaSoy

Podría haber sido la tercera guerra mundial si Marcelo Tinelli y Gustavo Yankelevich hubiesen apretado el acelerador de lo que generó un enojo. La aparición fugaz y el retiro quejoso y público de la entrega de los premios ACE, del Teatro Nacional, de la ascendente Laurita Fernández fue el motivo del estallido.

El ex gerente de programación de Telefé se vio en la obligación de tener que subir al escenario del Nacional para explicar que su estrellita de “Sugar” no podía estar y se había retirado por un tema de exclusividad, ya que la producción de “ShowMatch” no le había permitido cumplir con el recibimiento estelar del premio. Pocas veces se vio a Yankelevich con su rostro transformado en enojo y dejando en claro que habría sido hermoso que Laurita hubiese podido disfrutar del gratificante premio.

Laurita Fernández.

Pero la producción de “ShowMatch”, que siempre responde a la mirada y a los designios de Tinelli, hizo uso de las cláusulas del contrato firmado con la novia de Nicolás Cabré y se plantó con que ella era fundamental para este momento del programa que batalla noche a noche por el rating que le muerde los talones.

Las palabras televisadas de Yankelevich explotaron como una bomba y los titulares en pocas horas quedaron constituidos en lo que podría haber sido la pelea del año. Un gurú de la televisión, hoy empresario teatral, y el denominado Señor Televisor, que supieron capitanear muchas programaciones de un canal líder, se pusieron cara a cara, y sólo hacía falta que uno pasara el límite de lo permitido para que se iniciara la tercera guerra mundial.

Yankelevich, enojado con Tinelli.

Pero Marcelo eligió la cordura. Le quitó pólvora, pimienta y efervescencia a la defensa pública que Yankelevich hizo de su artista, habló de todo lo que aprendió de su maestro, y del vínculo de cariño que tenía hacia Gustavo a través de los años. El resto fueron palabras almibaradas de Yankelevich que con toda la diplomacia del mundo, entendió el tono que propuso Tinelli y la sangre no llegó al río porque ambos lograron controlar con una grandiosa cosmética los enojos surgidos por una ausencia forzada, la de Laurita Fernández, la estrella que crece y no se detiene. Apenas un detalle que habrá que seguir porque quizás haya otro capítulo para este boletín. Te lo digo yo.

Ver más productos

Néstor Kirchner: una biografía íntima

Néstor Kirchner: una biografía íntima

Descubrí estas tendencias imperdibles

Descubrí estas tendencias imperdibles

La intimidad de Néstor Kirchner

La intimidad de Néstor Kirchner

Día de la Madre: ideas y regalos

Día de la Madre: ideas y regalos

Día de la madre: ¿buscás regalo?

Día de la madre: ¿buscás regalo?

La otra historia del peronismo

La otra historia del peronismo

Cómo hacer guita

Cómo hacer guita

Lo que todo el mundo busca

Lo que todo el mundo busca

¿Qué es sexteame?

¿Qué es sexteame?

Para fanáticos del Fútbol

Para fanáticos del Fútbol

Ver más productos