El sábado por la noche, Vicky Xipolitakis estuvo en la mesa de  Mirtha Legrand y relató una anécdota extravagante de cómo se enteró que estaba esperando su primer hijo.

La mediática manifestó que su esposo le preguntaba todo el tiempo si le tenía que contar algo, por lo que ella decía que no ya que no tenía conocimiento que estaba esperando un hijo. Entonces, de tanto insistir, Vicky decidió ir a comprarse un test de embarazo para demostrarle a su pareja que no estaba embarazada. 

"De nada miro el evatest y decía positivo. Empecé a llorar, me encerré. ¡Estaba embarazada!", manifestó de forma efusiva Xipolitakis y agregó entre risas: "Él me dice 'ya lo sabía' y yo decía 'cómo, si me acabo de enterar'".

Apenas supo la noticia le contó a su mejor amigo y a la madre pero les rogó que no dijeran nada hasta que no estuviera confirmado. Luego de eso, la mediática se dirigió al médico y se hizo una ecografía, pero en esta no se veía nada. Así que optó por una segunda "más interna" que podía a llegar a mostrar más. "Me hice otra ecografía y ahí apareció el corazón. ¡Voy a ser mamá!", expresó Vicky emocionada. 


A su vez, la "Griega" contó que volvió a las dos semanas a la clínica y que pudo ver cómo su hijo se estaba formado de a poco:"Volví a las dos semanas y ya tenía formada las manitos y los piecitos". "Ahora somos dos, tengo dos corazones latiendo", finalizó con una grande sonrisa en su rostro.