Daniel "La Tota" Santillán está atravesando el peor año de su vida. Todo explotó en julio, cuando el conductor de la movida tropical fue detenido por robar en un comercio en Vicente López. A partir de ese momento su padecimiento salió a la luz.

Según su testimonio, "La Tota" comenzó a recibir amenazas de parte de su ex suegro y su ex mujer le prohibió ver a su hija lo que le provocó un brote psicótico que lo llevó a cometer el delito.

El momento del arresto.

Gran parte del año la pasó internado en un clínica neuro psiquiátrica y poco a poco fue saliendo del ojo de los medios. Pero lejos de mejorar su situación, el animador tropical continua luchando por salir adelante.

Carlos Monti contó en su ciclo "Bien Arriba" en Radio 10, que La Tota salió de la internación psiquiátrica pero "estaría viviendo en una villa de emergencia en la Zona Oeste del Conurbano".

"Lo sigo diciendo en potencial porque a mí me cuesta creerlo. La situación económica de él, aunque no lo reconozca públicamente, no es buena. A pesar de que ahora va a ir a trabajar a Mar del Plata. Pero todo lo que él genere es para el mantenimiento de sus hijas", agregó el periodista.

También, el conductor apeló al círculo que rodea a "La Tota" para que le brinden su ayuda: "Digo, un tipo que ha hecho muchísimo por la música tropical, que trabajó en televisión y en teatro, necesita del auxilio de los amigos y de aquellos que estuvieron a su lado. Si esto es verdad, "La Tota" más que nunca necesita que le tiendan una mano. Habrá hecho lo que habrá hecho, pero tienen que ayudarlo".