Jacobo Winograd pasó al centro de la escena mediática al confesar que salió con la "cheta de Nordelta".

Muchos medios enseguida tildaron al mediático de "novio de la cheta",  y este salió a defenderse. En charla con Crónica TV, Jacobo aseguró que no era su novio, sino que la había visto tres veces. "Esa mujer nunca fue novia mía y aguante el mate, las reposeras y Mar del Plata", bromeó.

Por otro lado, el conductor le preguntó si era cierto que juntos llevaban una vida muy fogosa, a lo que el mediático respondió con tono irónico: "Yo tengo un chizito ¿cómo le doy sexo?".

Además aseguró que la foto de Cinthia Solange Dhers que circula en los medios es una imagen desactualizada: "La foto que ponen de ella es vieja, si la ves ahora calienta menos que el Mago sin dientes y el Gigoló".

A continuación, Winograd relató cómo fue su historia: "Nos conocimos hace siete u ocho años por una amiga en común, tomamos un café, fuimos a comer dos o tres veces. Yo un amor pasional no tengo con nadie".

"¿Pero hubo algo?", quiso saber el conductor del noticiero. "Un hombre no tiene memoria", fue la picara respuesta del mediático.

"No es cirujana plástica. La Rímolo vendría a ser 'Heidi' y 'Manuelita' al lado de esta mujer, no tiene una moneda no vive en Nordelta, debe tener un chongo ahí. Tiene causas afuera del país, tiene una penal jodida en Uruguay", concluyó Jacobo.