Este viernes, Susana Giménez le ganó un reclamo a la AFIP conducida por Ricardo Echegaray años atrás. La entidad la había acusado de no haber declarado parte de su patrimonio.

Tras haberle ganado la batalla en la justicia penal en 2014, la animadora obtuvo un fallo favorable en el Tribunal Fiscal de la Nación que hizo lugar a sus argumentos.

En noviembre del año 2011 Susana había reclamado en su programa de televisión cuando se instaló el cepo cambiario. "Tengo mi contrato en blanco, pago los impuestos e hice la prueba y no me dejaron comprar dólares".

En ese entonces, la AFIP se embarcó en una inspección y luego en una denuncia penal por la presunta omisión de bienes en su declaración jurada para comprar los terrenos donde hoy tiene su casa, La Mary.

La Mary, la casa de la polémica.

Según la AFIP, la diva había utilizado fondos no declarados a través de una sociedad (Splungen) constituida en un paraíso fiscal.

Años atrás, Susana comprobó que había efectuado un préstamo a esa sociedad que había declarado y que se había efectuado una transferencia al escribano en Uruguay.

Ahora, en un fallo de 12 páginas, el Tribunal Fiscal de la Nación desestimó el reclamo de la suma de la causa penal, que era de 2.251.480 pesos, porque consideró que Susana había podido demostrar el origen de esos fondos.