@Rfilighera

Isabel Sarli se encontraba internada en el Hospital de San Isidro debido a un severo cuadro de neumonía que afectó su debilitado estado general. Como se recordará la diva había sido operada de la cadera debido a un accidente doméstico que sufrió en su propio domicilio y del que nunca pudo recuperarse. Cabe recordar que en 1992 el cirujano Raúl Matera le extirpó a la estrella del cine erótico un tumor cerebral en una complicada y exitosa intervención.

"La Coca" fue una figura emblemática que generó pasiones descontroladas en nuestro país y, por sobre todo, en Latinoámerica. Isabel Sarli junto a Armando Bo constituyó una sociedad cinematográfica durante 20 años y ha sido una de las duplas más polémicas, discutidas y vapuleadas en ese entonces por la mayoría de la crítica argentina que atacaba la resolución de sus filmes, el trasfondo comercial y los desnudos ingenuos de la “Coca”. Sin embargo, con el paso de los años, ese mismo cine fue revalorizado por otra generación de críticos, quienes advirtieron hallazgos temáticos que, luego, fueron “copiados” por otras cinematográficas, supuestamente, más serias e intelectuales que las de Don Armando.

Sarli y Armando Bo, su gran amor. 

En consecuencia, Isabel fue motivo de numerosos tributos y reconocimientos a nivel local e internacional y su cine fue exhibido en cinéfilas salas como la Leopoldo Lugones del Teatro General San Martin, ámbito destinado, entre otros, para los grandes realizadores como Orson Welles, Federico Fellini, Ingmar Bergman o Akira Kurosawa.

La vida de Isabel Sarli ha tenido siempe connotaciones de película. Nacida en Entre Ríos, el 9 de julio de 1935, fue modelo en sus comienzos para luego desenvolverse como actriz en las 27 películas filmadas con Armando (1956-1980) y hasta ocupar el rol de vedette en la última etapa de su trayectoria. Como se señaló anteriormente, el “fenómeno Sarli” ha merecido análisis de toda índole y, con el paso de los años, fue definida como un verdadero símbolo sexual de nuestras playas pero a su vez un ícono pop y del universo gay. El contenido de los filmes Bo-Sarli abordaba, un territorio de denuncia social y también naif, kitsch y bizarro, según se consignaba en muchos de esos estudios.

La relación de Isabel con su madre tuvo un vínculo muy especial, a punto tal, que ambas vivieron juntas durante muchos años de sus vidas. "La Coca" empezó a trabajar como secretaria con el objetivo de ayudar, precisamente, a su progenitora. Aunque, luego, comenzó a modelar y, en este sentido, su vida dio un importante giro. En 1955 fue “Mis Argentina” y al poco tiempo fue declarada semifinalista, precisamente, en el concurso de “Miss Universo”, oportunidad, en ese entonces, en que conoció al actor y realizador cinematográfico Armando Bo y entablando una relación profesional y afectiva del realizador, quien tenía, por un lado, su grupo familiar y paralelamente, su vínculo de amante con la socia de sus filmes. Ambos fueron símbolos de aquel cine erótico local que supo ganar valioso mercados en Latinoamerica como asimismo, en Estados Unidos.

En nuestro ámbito, la rival de Isabel era la blonda Libertad Leblanc, aunque sin que lograra, por lo menos en nuestro territorio, la continuidad de trayectoria que expuso Sarli. Entre ambas estrellas se estableció una particular “guerra de celos” y un singular encono cubrió la relación, aunque con el paso del tiempo la citada grieta se fue superando. El puntapie inicial de Isabel Sarli -Armando Bo fue con el recordado filme “El trueno entre las hojas”, basada en la novela del destacado novelista paraguayo Agusto Roa Basto. A partir de ese momento se fue sucedienco una proficua producción en las que se puede citar títulos como “Desnuda en la arena”, “Sabaleros”, “La mujer de mi padre”, “Carne”, “Embrujada”, “Insaciable”, “Fiebre”, “Fuego”, “El sexo y el amor” y “Furia infernal” (probablemente la mejor del ciclo), entre otras realizaciones.

"La Coca" se retiró de la profesión a partir de la muerte de Armando Bo, en 1981y se recluyó, prácticamente en su mansión ubicada en la localidad de Martínez en una suerte de retiro espiritual y en el que nunca más volvió a establecer en una relación de pareja. No obstante, a los 60 años, a modo de especial tributo, regresó a la actividad cinematográfica de la mano del realizador Jorge Polaco en el filme “La dama regresa”. Y posteriormente, en 1998, impensadamente y contra todos los pronósticos, hizo su debut en una propuesta de neto corte revisteril: Tetanic. Y la cosa no terminó ahí: en 2004 hizo una breve participación en la tira “Floricienta” y en 2009 la convocó Juan José Jusid para el filme “Mis dias con Gloria”, protagonizado también por su hija Isabelita y por Nicolás Repetto.

En el verano de 2010, la Sociedad Fílmica de Nueva York le realizó un emotivo homenaje en el Lincoln Center como figura representativa del cine kitsch (estilo sencillo que ha hecho escuela y que además puede resultar extravagante) de los años '60 y '70. Sus hijos (adoptivos) son Martín e Isabelita, precisamente "Coquita" estuvo al lado de su madre y acompañó con afecto y esfuerzo los momentos más complicados de la gran estrella del cine argentino.

El martes 25 de junio  de 2019 murió, se pagó el fuego que seguirá encendido en el corazón de todos los argentinos. 

noticias relacionadas

Ver más productos

Jacinto Hoyuelos Gonzalez, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a beato Jacinto Hoyuelos González

#ElChacal, el personaje que te informa.

Cómo surgió #ElChacal, el personaje que te informa y divierte

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

Macri se juntó con Alfredo Casero

Macri se juntó con Alfredo Casero

"Basta de recetas; amor por el país y por el pueblo"

"Basta de recetas; amor por el país y por el pueblo"

Ver más productos