Después de ser la tercera en discordia entre Wanda Nara y Mauro Icardi, la China Suárez vuelve a encontrarse en el centro de la polémica al dedicarle duros mensajes a su ex pareja y papá de sus dos hijos Magnolia y Amancio, Benjamín Vicuña, por su nueva novia Romina Pigretti.

Hace tan solo unos días, la revista Paparazzi anunció que el actor chileno habría conocido a la empresaria de moda y ex socia de Mica Tinelli y estaría "maravillado y embobado" por la ex esposa de Federico Lorré, dueño de "La Parolaccia".

En ese sentido, el mismo medio se comunicó con la China para saber su opinión sobre el nuevo romance de su ex. “Es un hombre libre que puede hacer lo que quiere”, fueron las palabras públicas de la intérprete.

Sin embargo, de acuerdo a la publicación, Suárez habría cambiado el tono completamente en el ámbito privado y opinó muy ácida sobre su ex y su nueva novia: “Que se vaya a caga... así no me jode más a mí”.