"Hace ocho meses que no tengo sexo. No tengo pareja y yo soy antigua. Es más cuando me pongo en pareja con alguien, lo mando a hacer un chequeo general", reveló este viernes Gladys La Bomba Tucumana tras su última relación hace dos años con Sebastián Escacena, a quien denunció por violencia de género.

Sobre el calvario que vivió con su expareja, expresó: "Fue una relación muy tóxica. Fui partícipe porque me fue atrapando, pero me llevó a un pozo oscuro. Engordé, no tenía vida social, él era una persona mala. Viví una violencia de género increíble, sin golpes, pero fui sometida a quedarme en mi casa teniendo mi plata, mi auto. Me elegía hasta la ropa"

"Todavía no he vuelto a Tucumán porque tengo miedo de que me mate", confesó la cantante tropical en "Nosotros a la Mañana". Y agregó: "Capaz que vuelvo y me está ahí esperando. Siento que desde el día uno fui obligada a tener esa relación. Le hice muchas denuncias en la Justicia, me daba mucha vergüenza porque soy conocida, pero quería sacarlo de mi casa. Después de él, empecé a vivir de nuevo, a quererme". 

Por último, aseguró que "cualquier acto de este tipo es un acto de violencia aunque no sea física". "Perdí siete años de mi vida. Cuando me convocaron a trabajar me di cuenta que recuperé mi vida. Todo el mundo me lo decía, pero yo no me daba cuenta, no lo veía", concluyó reflexiva.