Invitada al diván de Verónica Lozano, Karina Jelinek se sometió al interrogatorio de la conductora. Sin embargo, a los pocos minutos de haber empezado la entrevista, la modelo se descompensó y debió ser atendida por personal médico.

La entrevista tuvo que ser interrumpida ya que la vedette comenzó a sentirse mal. Durante un corte improvisado de "Cortá por Lozano", la modelo fue atendida por una enfermera. Cuando volvieron al aire, Jelinek confirmó que le había bajado la presión.

LEER TAMBIÉN: El divertido blooper de Karina Jelinek en un desfile

Momentos después de ser presentada en el ciclo de Telefé, la invitada manifestó que sentía mucho calor en el estudio, se quitó el blazer y pidió permiso para tomar agua mientras la conductora seguía con sus intervenciones. "¡Qué calor que hace acá!", expresó Jelinek.

Para retomar con la entrevista, Lozano bromeó: "¿Está caluroso? ¿estás ovulando? ¿Qué te pasa, mami?", pero la ex de Leo Fariña volvió a manifestar su malestar. "Se me bajó la presión. Me siento medio mal, en serio", alertó. En ese momento, la conductora pidió ir al corte.

LEE TAMBIÉN: ¡Se arrepintió!  Karina Jelinek canceló su boda: "No me convenció"

Al volver al aire, Karina aseguró que tenía 11/7 de presión, es decir, por debajo de lo normal. Sobre los síntomas que tenía en ese momento, explicó: "Empecé a transpirar y tener el cuerpo húmedo y las manos fías". Pero, a pesar del incómodo episodio, la morocha se lo tomó con humor y disparó: "Si me desmayo, vamos al corte".

¡Mirá!

Ver más productos

La Iglesia recuerda a San Juan Diego Cuauhtlatoatzin

La Iglesia recuerda a San Juan Diego Cuauhtlatoatzin

Stiglitz le dio una mano a Guzmán y y ya habló con el FMI

Stiglitz le dio una mano a Guzmán y y ya habló con el FMI

Los feligreses demostraron la devoción por la Virgen en su día (Carlos  Ventura - Diario Crónica)

Ceremonia impregnada de espíritu bergogliano

Ver más productos