Karina Jelinek tiene grandes proyectos en conjunto con Flor Parise y uno de ellos es formar una familia. La modelo comenzó el proceso para ser madre a través de la subrogación del vientre y cuenta con el apoyo de su compañera de vida, tal como la define.

La mediática fue la nota de tapa de Caras y brindó detalles del camino que comenzó hace pocos meses para tener un hijo. Tiempo atrás, había revelado que tuvo que acceder al método mencionado por cuestiones relacionadas a su salud.

Jelinek contrató a una agencia de Estados Unidos para congelar sus óvulos y realizó una selección del perfil del donante de esperma anónimo, en especial con el requerimiento de que tenga rasgos similares al de ella.

A pesar de que nunca oficializaron la relación, la modelo pasa sus días con Parise, con quien convive. “Quiero criar a mi hijo con Flor”, reveló Karina para confirmar el gran presente que atraviesa con su compañera.

“Todavía no hay un embarazo en curso, pero lo que puedo decir es que será con óvulos míos, detalló la mediática. Además, destacó que buscó un donante que tenga un historial de salud sin problemas.

El deseo de la modelo está fijado en convertirse en madre para compartir la crianza con su gran compañía. Su presunta pareja desde hace cuatro años ya tiene un hijo llamado Benicio, de ocho años de edad.