Julieta Prandi brindó más detalles del tormentoso matrimonio que vivió con Claudio Contardi, a quien acusa de haber ejercido violencia psicológica y económica, además de amenazas y humillaciones. 

"Él es un psicópata, un misógino, un maltratador. Yo estoy sentada hablando acá con vos porque soy una figura pública, si no no lo estaría contando. Me decía que no iba a cumplir años, que me iba a llegar una corona. Me amenazó de muerte literalmente, cuando estaba en la casa me robaba los documentos para que no pudiera ir a trabajar. Es una persona que me vendió un mundo, después nació mi primer hijo y me estafó un departamento. Yo trabajo desde los quince años y él 'para ayudarme' me llevaba a todos lados, me hizo firmar un permiso para poder usar mi dinero... Se llevó todo lo que estaba en mi casa de seguridad, todo", declaró en "Viviana Con Vos", el nuevo ciclo de Viviana Canosa en América TV.

Y continuó: "Primero me alejó de mis amigos, de mi familia. Yo estuve cuatro años sin hablar con mis papás, cuando llamaban él cortaba el teléfono o evitaba la conversación. Mis papás conocieron a Rocco cuando yo me separé recién. Yo para él era una cosa que pertenecía, lo peor que hice para él fue irme de esa casa. Él tiene trece años más que yo, era como un padre, un compañero, yo tenía ganas de tener una familia. Venía de malas experiencias y me obnubiló que me daba contención que parecía ser la correcta, pero después de que nace mi primer hijo sus celos se volvieron asfixiantes. No me dejaba actuar, me esperaba en la puerta del gimnasio, no me dejaba ir a comer con mis amigas, no me dejaba de ninguna manera. Me llevaba a todos lados como los chicos 'por miedo'"

En ese sentido, resaltó que él la estafó y se quedó con muchas de sus pertenencias, aunque aclaró: "Yo no lo dejé por la parte económica ni por las estafas, lo deje porque tenía miedo de morirme al lado de esa persona. No podía respirar al lado de él. Era tanta la presión y la violencia que yo no podía respirar, y durante un año me tuvo así, yo le pedí el divorcio y no me dejaba ir de mi casa, él me decía que me iba a ir sola, sin mis hijos. Yo no veía la salida, estaba tan sola. Tuve que pedir un préstamo para salir de mi casa para llevarme a los chicos, tuve que pedir un préstamo después de matarme laburando. Todo lo que tenía, porque me lo sacó él, me lo gané yo. No me fui por lo económico, no podía respirar"

"Mi ex no me pegaba pero me amenazaba, me ponía el puño en la cara, me decía que si yo fuese un hombre no me dejaría un hueso sano, esas cosas. Las discusiones con él eran de una violencia, me decía que no servía para nada, todo tipo de insultos, degradaciones, me gritaba 'put...' por la calle, todo tipo de humillaciones, violencia económica...", recordó sobre la violencia psicológica que sufrió de parte de él.

Para finalizar, contó la terrible manipulación que ejerció sobre ella para que crea que tenía cáncer. "En 2018, cuando le pido el divorcio, yo estaba trabajando acá con Moria Casán y empecé a tener un problema físico. Empecé a bajar mucho de peso y él me llegó a convencer de que yo tenía cáncer de estómago, me convenció y yo decreté que tenía eso. No tenía nada, tenía un estresazo. Terminé renunciando. No es un ser humano", concluyó.