Es de conocimiento general que el Bailando es uno de los ciclos más  polémicos de la televisión argentina. En primer lugar, por el despliegue de las grandes figuras mediáticas que forman parte y en segundo, por todos los conflictos que suelen surgir por diferencias entre el jurado y los participantes.

Más allá de que el "cabezón" nunca defrauda con sus convocatorias, la pista de este año renovó completamente su staff y tiene a todos los televidentes ansiosos por su arranque. Formarán parte del "Bailando" muchas figuras y entre ellos, influencers y actores como Julián Serrano, quien aclaró que no quiere estar expuesto en las picantes polémicas que suelen desatarse y que buscará cultivar un 'bajo perfil'.

Julián Serrano

El ex de Oriana Sabatini reveló al ciclo radial "Por si las moscas" el proceso que tuvo que hacer para aceptar estar en el programa más visto del país. "Hace varios años me vienen convocando. Pero bueno este año fue distinto y me animé por que recibí el apoyo de mi familia, mis amigos, mi novia (Malena Narvay) y me dijeron que me re ven, solo que me cuide con lo que digo".

De esto último aclaró que su estilo de ser es sarcástico y que por eso intentará lograr un bajo perfil con sus dichos en televisión. No renegando de su personalidad, el actor manifestó sincero y risueño: “Yo hablo con sarcasmo, con ironía, así que voy a apelar al mayor perfil bajo que pueda. Voy a tratar de que no me tiren de la lengua así que voy a tener cuidado, nada de humor muy oscuro".

Julián Serrano

¿Creés que tenés chances de ser uno de los favoritos en la pista?", le preguntaron en el ciclo radial y él replicó: “Creo que si me lo propongo puedo llegar a bailar medianamente bien, sobre todo porque siempre trato de poder superarme. Soy competitivo, más que nada cuando veo que hay gente que es competitiva, eso me despierta un instinto de superación”.