El pasado 20 de junio y en medio de las celebraciones por el Día del Padre, Juana Repetto se convirtió en madre por segunda vez de Belisario, su primer hijo junto a su marido, Sebastián Graviotto.

A poco más de un mes de la llegada de su bebé, la actriz recordó cómo vivió el momento del nacimiento y destacó que se trató de un "parto sin intervenciones" en el Sanatorio Otamendi, en la misma habitación donde la última semana Pampita también dio a luz a Ana.

"Me había preparado mucho para el parto que gracias a Dios pude tener que fue un parto sin intervenciones, él nació en el agua", reveló en un móvil con "Flor de Equipo" mientras amamantaba a su pequeño. Y también recordó que "estaba negada" a ir a la clínica.

Al mismo tiempo confesó cuál fue la actitud del ex "Gran Hermano" durante todo el proceso: "Estaba Sebastián más conectado con el parto. Me decía '¡Esto ya arrancó, ya arrancó, se viene!'". También comparó cómo fue el nacimiento de Toribio, su primer hijo: "Nació a la semana 42, me tuvieron que inducir".

"Fue un parto re lindo", siguió la hija de Reina Reech sobre su más reciente experiencia de parir en el agua. "Él nació en la pileta, no me lo voy a olvidar nunca. Lo saqué yo con mis propias manos. El equipo estuvo sentado, nadie hizo nada. Salí caminando de la pileta", aseguró.

Juana Repetto antes de dar a luz
Juana Repetto antes de dar a luz.

Y cerró: "Fue la mejor experiencia de mi vida, no lo cambio por nada. Quiero tener otro, solo para volver a parir".

Mirá el relato de Juana Repetto sobre el nacimiento de su segundo hijo