Todo estalló cuando Calu Rivero declaró que en 2012 había decidido abandonar la exitosa tira de Telefé, "Dulce amor", porque habría sufrido acoso por parte de Juan Darthés, su amante en la ficción.

Indignado por estas declaraciones, el actor pidió una mediación para que la "It Girl" aclarara las cosas. Pero este  jueves, luego del encuentro legal entre ambos actores, el artista anunció que le iniciaría una demanda a su ex compañera de elenco por "Daños y Perjuicios".

Ana Rosenfeld, abogada de Darthés dialogó con DiarioShow.com y reveló los detalles del caso: "Lo que perseguía Juan con la mediación es que esta chica deje de invocar su nombre para hablar de acoso, abuso o conducta inapropiada". 

La abogada junto al actor.

"Esta chica dice que se sintió incómoda porque hubo besos exagerados durante las filmaciones, y Juan dice 'yo trabajo de esto, cuando me dicen besos, hay besos, cuando me dicen abrazos, hay abrazos, yo con mi experiencia estoy preparado para saber diferenciar lo que es la actuación de la vida real'. Él no entiende porque esta chica pretende dejar mal parado el buen nombre y el honor de Juan, cuando su función actoral siempre fue absolutamente prolija" declaró la letrada.

Por otro lado, Rosenfeld aseguró que el actor trató de solucionar las cosas mediante la mediación, pero "ella no quiso salir a aclarar nada, así que ahora tendrá que mediar un juez. Ya pasamos la mediación ahora me toca elaborar la demanda".

Además enfatizó en que las declaraciones de Calu no tienen sustento alguno para referirse a "acoso": "No es que se trataba de una situación de poder, o fuera del set, no tenían los teléfonos ni nada, todo se limitaba a lo que pasaba dentro del abito profesional".