Durante muchos años, Jorge y More Rial protagonizaron innumerables peleas públicas en las que se dijeron de todo. Sin embargo, el conductor y su hija dejaron en el pasado la tensión y ahora consolidaron una gran dinámica familiar en la que prima el amor y el respeto.

En ese sentido, en una charla íntima con el psicoanalista José Abadi, el periodista se replanteó la crianza de sus dos hijas, Morena y Rocío, y explicó cómo lograron atravesar los duros momentos.

"Pasé por momentos, por zozobras muy grandes con la mayor, con Morena, por un montón de problemas, ella lo hizo público y la pasé muy mal. Tuvo una crisis muy grande y me pegó donde a un padre le duele, me dijo cosas terribles", comenzó en diálogo con Infobae.

Con los años, Jorge y More pudieron consolidar su vínculo familiar.
Con el paso de los años, Jorge y More pudieron consolidar su vínculo familiar.

A pesar de los feos episodios que protagonizaron, Rial aseguró que no tiene resentimientos con More: "Pero es mi hija, la amo, y la voy a perdonar siempre; voy a estar con ella siempre, ahora estamos muy bien. La historia de mis hijas es dura, son adoptadas y después abandonadas. Un abandono de su madre que, cuando nos separamos, tomó la decisión de separarse absolutamente de todo: de mí y de sus hijas".

Luego, Jorge recordó el momento en que sus hijas decidieron mudarse definitivamente con él tras vivir un infierno con Silvia D´Auro"Todavía vivían con la madre y cada vez que venían me iban dejando más cosas en mi casa, hasta que un día se pararon en la puerta y me dijeron: 'Papá, no nos queremos ir más' y se quedaron conmigo, empecé a criarlas yo, todo muy loco". 

Y concluyó reflexivo: "Yo la etapa de mis hijas la viví atropellada, mal, creo que me equivoqué muchísimo con ellas y tengo otra etapa ahora con las hijas de Romina Pereiro... Son mis hijas también, que estoy acompañando...".

More Rial: Todas las noticias