El domingo por la noche, Jorge Lanata sorprendió a su audiencia al dedicarle el programa a Chano Charpentier al inicio de "Periodismo Para Todos" y se mostró al borde de las lágrimas.

El periodista se quebró durante su emotiva editorial al hablar sobre el caso del ex líder de "Tan Bionica", quien fue baleado por la Policía mientras padecía un brote psicótico causado por el consumo de estupefacientes, e hizo mención a su mamá, Marina, y a su hermano, Bambi, porque "cuando alguien se enferma, se enferma el grupo o, al menos, sufre las consecuencias".

"La versión policial era que Chano había querido matar a su mamá con un cuchillo y ellos acudieron a la ayuda. Bueno, no. No fue así. Marina llamó a la prepaga, que envió a un psiquiatría y luego fue el psiquiatra el que llamó a la policía", destacó el conductor.

Y analizó que "está todo tan hecho mie… que a veces hay que aclarar cosas obvias. Un enfermo y un delincuente no son lo mismo". Además, se mostró muy crítico con el accionar policial: "La policía no le puede disparar a un enfermo. Tiene que estar capacitada para reducirlo. Para eso, los tipos estudian y nosotros les garpamos los estudios".

Al mismo tiempo propuso que para casos como el de Chano "se tendría que crear un cuerpo especial sin armas que dependiera del Ministerio de Salud porque un enfermo no es un delincuente". "Está mal que en estos casos intervenga la policía", consideró.

"Chano está mejor, pero le va a costar salir. Nada de esto fue gratis y no lo mataron de casualidad", cerró Lanata.

La adicción de Jorge Lanata

 

El periodista habló en varias ocasiones de su lucha por la adicción a la cocaína que sufrió por 10 años. "Yo me convencí de que había que dejar. No le recomiendo a los chicos que se droguen. La gente se droga porque el mundo duele. La gente se droga para sentir menos sus fracasos, por debilidad. Los tipos que nos drogábamos éramos más débiles que otro", dijo en una entrevista tiempo atrás.