El último fin de semana, Karina Jelinek se convirtió en la protagonista de un confuso episodio en su casa de Nordelta con un hombre que habría ganado una cena con ella en un sorteo. Sin embargo, el escándalo llegó luego de que éste joven rompiera la barrera de entrada del barrio privado donde vive la modelo. 

La fiscal Laura Capra es la encargada de investigar la situación ocurrida este domingo por la noche en el barrio Cabos del Lago. El supuesto agresor, de 36 años, fue hasta la casa de Jelinek, pero luego de pagar un monto se arrepintió, le quitó la plata e intentó huir en su auto, un Fiat 500 negro. Además, habría agredido a dos empleados de seguridad durante su huida, según informó la periodista Mercedes Ninci.

"Hay mucha inflación, hay que generar", había comentado Karina meses atrás al ser consultada por el motivo que la llevó a realizar un sorteo por una cena con ella. “Bueno, ¿qué ocurre?, terminaron en la policía, fiscalía, un escándalo. Resulta que Karina Jelinek, ¿se acuerdan que había hecho un concurso para sus fans, que podía ganar un fan, si pagaba dos mil pesos y venir a hacer una previa con ella? Obviamente, una previa con ella no había sexo, nada, era una reunión con ella. ¿Qué pasó? Viene el ganador, me dicen que el ganador, Jesús Martín Smigliani, un hombre de 36 años, va a la casa de Karina Jelinek a Nordelta, ella estaba con dos amigas”, explicó Ninci en el ciclo "Todas las tardes".

"Se fue con el auto a toda turbina, rompió la barrera y me hizo quedar mal a mí en el barrio"

Tras está polémica, Jelinek habló al respecto y dio su versión de los hechos. "Yo me mudé hace unos meses a Nordelta y festejé tres cumpleaños, con fechas seguidas. Eso molestó un poco a los vecinos. Pero yo antes les consulté al intendente y a la autoridad del barrio para hacer la fiesta. Y sí, capaz hubo alguna queja de algún vecino por la música. No va a volver a pasar. Ya pedí disculpas", aseguró en diálogo con "Involucrados".

"¿Había una persona llamada Jesús, que tendría una denuncia de tus amigas, que se retiró del lugar de manera violenta, rompiendo una barrera?", le preguntó uno de los cronistas. Por su parte, la modelo contó en detalle el hecho: "Sí, eso fue terrible. Fue un amigo de una amiga mía. Supuestamente era un chico bien. Hizo el asado, aportó algo para el asado, después se arrepintió y se fue corriendo con el auto. Era un asado que había niños. Él rompió la barrera con el auto, no sé qué tomó que se enloqueció y se fue. Es algo que me sorprendió y me decepcionó muchísimo porque después me enteré que quería algo conmigo. ¡Peor todavía! Se fue con el auto a toda turbina, rompió la barrera y me hizo quedar mal a mí en el barrio".

Para cerrar, Jelinek reflexionó: "Esto me dejó una gran lección, porque uno invita a un amigo, que invita a un amigo, que te dicen que es de confianza y me pasó esto. Le puede pasar a cualquiera. Me pasó este garrón y me lo comí... Los vecinos se quejaron".

Ver más productos

El beato Marco Antonio Durando, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a Marco Antonio Durando

Perón y Evita, una nueva era política en el país

De Perón a Fernández, un país siempre convulsionado

Los feligreses demostraron la devoción por la Virgen en su día (Carlos  Ventura - Diario Crónica)

Ceremonia impregnada de espíritu bergogliano

Ver más productos