Vicky Xipolitakis ingresó al sanatorio de La Trinidad de Quilmes el miércoles por la noche y fue trasladada al área de maternidad. Pero la rubia se enteró de la peor noticia: se comprobó que estaba embarazada pero que la gestación era inviable. 

"Tuvo un embarazo anembrionado de cinco semanas", precisó el periodista Lucas Bertero en El Diario de Mariana. "Se formó un saco embrionario sin feto, lo que se llama huevo anembrionado. Lo que se le practicó fue un legrado en horas de la madrugada", agregó.

Xipolitakis, hace unos días en Mar del Sud

 "Ella está muy mal. Iba a que le digan que era algo normal del embarazo, porque tenía nauseas y se sentía muy mal. Nunca pensó que no había embrión y que iban a tener que terminar internada para que le practiquen el legrado", contó Bertero. "Ya tenían hasta el nombre del bebé, era un bebé muy buscado", concluyó. 

Mientras esta información se hacía pública en el programa, una usuaria de Twitter publicó una fotografía en la que se la ve a la vedette yéndose a Punta del Este. 

¡Fuerza Vicky!