Flor Vigna y su novio, Nicolás Occhiato, fueron asaltados por ladrones armados que los encerraron con un auto cuando estaban ambos en el interior de otro vehículo, aunque lograron huir tras un choque sin que llegaran a robarles, en el barrio porteño de Santa Rita.

El hecho se produjo el jueves a la noche en la calle San Blas al 3400 mientras la pareja se encontraba charlando dentro del vehículo, frente a la casa de la joven.

Según relató Occhiato en diálogo con "Los ángeles de la mañana", ambos volvían de grabar un programa de televisión en Palermo y, minutos después de llegar al domicilio de Vigna, fueron sorprendidos por un delincuente armado que se aproximó del lado de la ventanilla del conductor.

"Sentí que me querían abrir la puerta y cuando miré tenía a este chabón con un arma, y otro auto adelante que me estaba encerrando", relató.

En ese momento, Nicolás aceleró, chocó la trompa del vehículo que se encontraba adelante para escapar y, tras conducir unas cinco cuadras, encontró a un policía a quien alertó sobre lo sucedido, señalaron los voceros.

"Nos quedamos con él y me tomó los datos. Enseguida se comunicó y varios patrulleros salieron a dar vueltas por si veían algo, pero no encontraron nada", agregó.

Además, contó que el asaltante "era un pibe joven, tenía gorra y una campera que le tapaban la cara" y dijo que no pudo precisar cuántas personas había en el auto que lo estaba encerrando porque tenía los vidrios polarizados.

"Salió lo mejor que podría haber salido, no sé qué podía pasar si le bajaba el vidrio o le abría la puerta", dijo Occhiato, y agregó: "Fue sorpresivo, el error también es nuestro porque hoy en día no se puede estar en un auto hablando a las diez de la noche, estábamos regalados".

Luego del hecho, Nico y Flor se entrevistaron con personal de la comisaría 43ra. de la Policía de la Ciudad, donde declaró sobre lo sucedido. La causa fue designada a la Fiscalía Criminal y Correccional 56, a cargo de Edgardo Orfila.