Los artistas involucrados.

Actores de la talla de Martín Seefeld, Jorge D'elia y Lito Cruz son de aquellos que se merecen innegablemente el reconocimiento de su talento en el desempeño por su trabajo, ya sea arriba del escenario o a través de la pantalla.

Pero cuando este jueves se conocieron los montos cobrados por estos tres artistas a partir de su participación en distintos simulacros de juicio por jurado, organizados por el Consejo de la Magistratura de la Ciudad de Buenos Aires, el respeto y admiración fueron reemplazados por la indignación de la gente.

Durante 2016 y 2017 el Poder Judicial contrató a estos tres actores para realizar, por única vez, una dramatización que explicaba el funcionamiento de las nuevas modalidades de juicio tras los cambios en el código penal.

Por sus interpretaciones, que no duraban más de una hora y media o dos, las estrellas cobraban sumas de decenas de miles de pesos: Seefeld cobró 72.600 pesos por vestir la piel de un imputado en un ensayo de juicio, D'elia obtuvo 60.000 por un papel similar que realizó el año pasado en la Feria del Libro y el fallecido Lito Cruz cobró 42.500 pesos por actuar y dirigir la escena, en el mismo evento pero del 2016.

De acuerdo a lo informado por TN, medio que difundió los documentos judiciales, el precio fue impuesto por "cachet" por los artistas y luego el Consejo dio el visto bueno para contratarlos.