Es de público conocimiento la mala relación que existe entre Jésica Cirio y su padre. Y, en un nuevo capítulo de la tormentosa familia, Horacio disparó contra su hija como si fuera su peor enemigo.

"No me interesa que haya vuelta atrás, yo quiero que me den lo mío. Ni mi nieta que va a nacer me interesa. ¿Sabés por qué? A ella le importa tres carajos mi hijo Tiziano, su hermano de sangre, no le importa lo que le pueda estar pasando", sentenció Cirio en El Show del Espectáculo, el ciclo que conduce Ulises Jaitt por Radio UrbanaBA.

"Entonces cómo me va a importar a mí una persona que va a nacer en una cuna de oro, que no se va a tener que levantar a las tres de la mañana para ir a sacar un turno al hospital porque va a tener lo mejor de lo mejor", continuó refiriéndose a Chloe, la pequeña que está a punto de nacer.

Horacio explicó que actualmente es taxista y culpó a su hija de haber "perdido todo": "Estoy reclamando mi casa que está en Lanús. Esa casa era de mi abuela que había fallecido hacía dos años y ahora Jésica dice que esa casa es de ella. Está en sus manos. Ella maneja la obsecuencia de Fernando Burlando. Me hicieron muchas truchadas".

Además el padre de la modelo fue contundente con su hija y quienes la rodean: "Si tengo enfrente a  Jésica, Martín Insaurralde y Fernando Burlando les digo en la cara que son chorros, ladrones, corruptos y asesinos. Con todas las de la Ley. Que me cite la Justicia. Y lo de asesino lo digo por Insaurralde. Y Burlando es un obsecuente y genuflexo. Y a Jésica no le cobra nada, lo hace para decir 'mirá cómo lo cago a tu papá'. Y a ella le diría que es una basura...con lo buen padre que fui. Fui un buen padre y nunca estuve ausente. Todo lo que pude dar, se lo di", disparó.

"Cuando ella empezó con el tema de la televisión, la acompañaba a todos lados. Jamás puede decir que fui ausente o golpeador. Todo lo contrario. Su madre sí daba la nota. Siempre fue alcohólica y golpeadora. Tengo sus historias clínicas", agregó.

Por último, antes de finalizar la entrevista, Cirio dejó un alarmante mensaje: "Antes de las elecciones, me voy a atrincherar en mi casa, que me corresponde, y cuando se vaya mi ex entro y me quedo ahí. La voy a pelear desde adentro".