El cuerpo de la periodista y legisladora Débora Pérez Volpin fue sometido a una autopsia para determinar la causa de su muerte el miércoles por la noche. 

Debido al secreto de sumario, hay un fuerte hermetismo con respecto a la información brindada a los medios. El jueves por la mañana, Ernesto Da Ruos, gastroenterólogo y perito de parte de la familia de la conductora, habló en A24 y contó detalles de los resultados: "La situación se fue complicando a medida que pasaba el tiempo de la endoscopia", que fue realizada en La Trinidad de Palermo. 

"Se tomaron todos los recaudos como para levantarla del estado en el que estaba", sostuvo y agregó: "Fue imposible reanimarla".

Da Ruos reveló que "no hubo ningún corte porque el endoscopio no corta", pero sí "una lastimadura" en el estómago y el esófago. 

Por último, explicó: "No puedo decir que tuvo la culpa alguno de los profesionales que intervinieron (en la endoscopía) porque no está comprobado".