En un nuevo programa de “Seres Libres”, que se emite por Crónica HD todos los viernes a las 22, el comediante e influencer Grego Rosello se confesó con Gastón Pauls sobre sus adicciones y los problemas que tuvo en su vida personal y profesional.

La entrevista comenzó con Rosello hablando del momento en el que decidió confesar que sufría depresión, algo que para un famoso en las redes sociales, era revolucionario. "Hay una cuestión con las redes sociales, sí ya pasaban la tele, en la redes sociales es a la enésima potencia. Constantemente tenés que estar sorprendiendo con tu vida. Lo que hago es bastante autobiográfico, lo cual es bastante enloquecedor porque tiene que pasar algo todo el tiempo y encima tiene que estar bueno, y si está mal te entra por el lado del morbo", expresó sobre cómo era su vida.

Una publicación compartida de SERES LIBRES (@sereslibrestv)

"Yo hace muchos años hago psicoanálisis y siempre mi psicóloga decía 'cuidá algo de tu intimidad'. Y en general lo que uno más cuida son las cosas malas. De golpe, después de cuatro o cinco años de filmarte todo los dias mostrando las buenas y hay una especie de aval o algo que ya está aceptado que la gente puede decir cualquier cosa", continuó.

También expresó que "le pintó" contar esa parte de su vida como una especie de alivio tras un año muy jodido. "Es muy loco porque miro para atrás esos dos años y viajé una vez por mes, a cosas increíbles y posiblemente a nivel experiencia deben haber sido los dos mejores años en mi vida. Pero había alguna cosa de volver de esos viajes y de esa sensación de que tenés que estar y era horrible".

Una publicación compartida de Gregorio Rossello (@gregorossello)

Según contó, el mayor problema se dio por los abruptos cambios que sufrió en su vida por la popularidad. "Yo estaba en mi casa, venía haciendo castings desde que tengo 12 años, y un día pegan un par de vídeos y te ves parado en un gran rex para 3.200 personas no pudiendo empezar un show están gritando y chiflando tu nombre como si fueras justin bieber", sostuvo.

"Bajar de eso, cuando empezó a venir menos gente al teatro, te empiezan a putear, vas a Mendoza y metés 50 personas donde metías 600. Decís 'qué estoy haciendo mal', 'soy menos gracioso', 'no me quieren a mí', y entrás a las redes y te lo hacen saber", confesó sobre los conflictos internos que le provocó.

"Entrás en una en la que no alcanza nada y la validación,  me da hasta vergüenza decirlo, pero la necesitás. Ver cuantos me gusta tiene la foto que subiste"

Y reveló: "Entrás en una en la que no alcanza nada y la validación,  me da hasta vergüenza decirlo, pero la necesitás. Ver cuantos me gusta tiene la foto que subiste. Yo hice todo un laburo para que me chupen un hue... los me gusta, aunque parezca una pavada. Tengo que sostener algo que no me representa y que encima me está haciendo pelota".

"Cuando entendés eso, que es una adicción, una adrenalina, todo pasa por el trabajo y todo pasa por estar ahí arriba. Son heridas narcisistas constantes y si no te bajás de esa, o no entendés que esto sube y baja, te hace muchísimo daño", aseveró.

Una publicación compartida de Gregorio Rossello (@gregorossello)

Grego confesó que pasa un promedio de diez horas por día con el celular, pero es algo que no puede evitar: "La respuesta es todo y pasa a ser muy poquito lo que hacés, todo es la repercusión. Va a parecer machista pero me voy a hacer cargo, yo fui criado en recoleta por padres muy tradicionales, las minas que te dan bola, o si te paran o no en el boliche".

Y declaró cuál es su temor: "El miedo es que se te va a desvanecer, se me va de las manos, te lo dice todo el mundo. Es una adicción por ahí de otra índole pero te puede volver totalmente loco. Yo estuve noches sin dormir y encima es peor el contenido porque es una cuestión solamente de caer bien la gente lo nota, es un círculo vicioso horrible que no sirve nada".

Pauls le preguntó cuál fue su momento más oscuro en ese momento y Rosello respondió: "Fue un accidente de auto, que no voy a saber nunca si tuvo que ver o no. sin nombrar ninguna señal, en donde yo trabajaba en ese momento se hicieron hasta chistes porque qué tiene que ver una cosa con la otra. Venía por Panamericana bien y, fue un hecho fortuito, un auto me toca de atrás, giro 180 grados y  levanto la mirada y tenía todo panamericana de frente. Ahí digo 'me muero'. Fue casi morir dos veces en diez segundos".

El artista interpretó la situación como "la culminación de todo lo que venía pasado". Y cerró, admitiendo que tomaba mucho alcohol pero nunca drogas: "Mi psicóloga me dijo que venía de varias cercanas, de inconsciencia, de estar saliendo mucho, y con el auto, de muchas noches, que me gusta pero de repente era esa realmente yo mi tranquilidad era a las cinco y media mañana en el boliche totalmente pasado ahí yo era feliz".

Mirá a Grego Rosello hablando de su adicción y su depresión en "Seres Libres"

Ver más productos

Harry Potter: 20 años después de su estreno vuelve a las pantallas

Harry Potter: 20 años después de su estreno vuelve a las pantallas

Colección Agatha Christie de Planeta de libros

Agatha Christie, la autora más leída después de la Biblia y Shakespeare

Ver más productos