La vida de Gladys "La Bomba Tucumana" tuvo un vuelco de 180 grados cuando acudió a la Comisaría de 12 de San Miguel de Tucumán para realizar una denuncia contra su novio, Sebastián Escacena, por violencia de género. 

En "Nosotros a la Mañana" leyeron la declaración de la cantante: "La convivencia con él en los primeros años fue de alegría y felicidad, pero al transcurrir el tiempo el cariño hacia él se fue diluyendo, ya que este comenzó a mostrarse como realmente es su carácter, siendo un hombre manipulador, que constantemente me agrede con palabras obscenas e irreproducibles, causándome traumas psicológicos". 

Gladys y Sebastián Escacena. 

"Muchas veces le pedí amablemente que se vaya de mi casa ya que hasta públicamente le llegué a decir que no lo amo. Mi salud y la de mi grupo familiar se ven comprometidas, ya que Sebastián es atrevido y se dedica sólo a la timba y a salir con sus amigos a jugar al fútbol. Bebe bebidas alcohólicas y muchas veces llegó hasta dañarme mi vehículo", detalló. 

"Estoy muy cansada y agotada por esta situación. No es la primera vez que lo denuncio. Temo por integridad física. Me siento presa de este hombre, ya que a veces no me deja ni ir al supermercado", finalizó. 

Gladys y Sebastián Escacena. 
Pero en el programa "Los ángeles a la mañana", la cantante le quitó gravedad a la situación: " Hemos tenido una discusión por cosas y yo que no tengo paciencia quería que se vaya de mi casa. Él no quería irse. Agarré la cartera y me fui a hacer una exposición en la Policía. Y se encargaron de contarlo a todo el mundo".

Ver más productos

María de Jesús Buen Pastor, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a beata María de Jesús Buen Pastor

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos